Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Productos peligrosos

Las alertas sobre mascarillas que no protegen se disparan en la UE

El 9% de todas las alertas activadas en 2020 a través de la red Safety Gate se refirió a productos peligrosos relacionados con la pandemia de covid19

Mascarillas y publicidad en las calles de Madrid.

Mascarillas y publicidad en las calles de Madrid. José Luis Roca

La lista de productos no alimentarios peligrosos para la seguridad y la salud de los consumidores retirados del mercado europeo sigue creciendo a gran velocidad. Según el último informe publicado este martes por la Comisión Europea, el número de actuaciones se disparó desde las 4.477 en 2019 hasta las 5.377 en 2020. El 9% de todas las alertas tuvieron como protagonistas a productos sanitarios relacionados con la pandemia de covid19, como mascarillas o desinfectantes fabricados con productos químicos tóxicos.

El informe confirma que uno de los principales focos de vigilancia de las autoridades el año pasado fueron los productos sanitarios relacionados con el coronavirus. Resultado de este control fue la notificación de 161 alertas sobre mascarillas peligrosas, 13 alertas sobre desinfectantes de manos, 18 alertas sobre lámparas de rayos uva supuestamente esterilizantes y 3 sobre trajes de protección. En total, la Comisión Europea confirma que hubo 2.253 alertas y 5.377 medidas de seguimiento lo que supone un aumento del 20% respecto al año anterior.

“La puerta de seguridad ha demostrado ser resistente a la crisis. Durante la pandemia de covid19 ha ayudado a proteger a los consumidores siendo un instrumento clave para que la información sobre productos peligrosos circule rápidamente y con eficiencia”, ha celebrado el comisario de justicia, Didier Reynders sobre los resultados del sistema creado en 2003 para detectar productos no alimentarios peligrosos en los 31 países que integran la red Safety Gate: Unión Europea, Noruega, Islandia, Liechtenstein y Reino Unido.

Juguetes a la cabeza

Una vez más, los productos peligrosos que copan el grueso de las notificaciones fueron los juguetes (27%) seguidos de los vehículos a motor (21%) y el equipamiento electrónico (10%) aunque los porcentajes varían de un país a otro. Por ejemplo, los juguetes fueron lo más notificado en 14 de los 31 países. No es el caso de España donde el 43% de las alertas saltaron por productos cosméticos peligrosos, el 19% debido a equipamiento de protección y el 14% por vehículos de motor. En cuatro países -Bélgica, Estonia, Malta, Rumanía- el mayor porcentaje de notificaciones se refirieron a equipamiento de protección peligroso.

Los dos principales problemas que podrían generar el uso de estos productos son lesiones físicas como heridas, fracturas o contusiones (25%), seguidas de riesgos para la salud derivados de los componentes químicos (18%) así como peligro de ahogamiento (12%). El país que más alertas que generó fue Alemania (430), seguido de Reino Unido (309), Hungría (169), Polonia (148), Bélgica (115) y Francia (102). El número de alertas introducidas por España en el sistema fue de 7 mientras que llevo a cabo 6 acciones de seguimiento.

Según el Ejecutivo comunitario cada vez son más las plataformas digitales comprometidas a mejorar la seguridad de los productos que venden. Las últimas en sumarse a la iniciativa en la que ya están algunas como Amazon, eBy o Cdiscount, son Joom y Etsy que se comprometen a controlar que los productos bajo alerta no son vendidos en sus páginas web y a actuar con rapidez en caso de que las autoridades nacionales lancen la alerta sobre algún producto en venta.

Compartir el artículo

stats