El Gobierno italiano aprobó anteanoche un decreto ley que sustituye la dura ley de inmigración y de seguridad promovida por el exministro de Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, y se eliminan las multas a las ONG que salvan migrantes en el mar.

"Los decretos propaganda de Salvini ya no existen. Queremos una Italia más humana y segura. Una Europa más protagonista", escribió en Twitter el líder del gubernamental Partido Demócrata, Nicola Zingaretti.

El decreto ley, que introduce "disposiciones urgentes en materia migratoria, protección internacional y complementaria" y la modificación de dos artículos del Código Penal", también instituye nuevos mecanismos de acogida e integración de los migrantes.