02 de agosto de 2020
02.08.2020
Faro de Vigo

Trump planea prohibir el uso de la red social china TikTok en Estados Unidos

El magnate alega "motivos de seguridad nacional" - EE UU teme que el Gobierno de China utilice la aplicación de vídeos para vigilar y distribuir propaganda

02.08.2020 | 00:48
Trump, el viernes, durante una reunión con la Asociación Nacional de Organizaciones Policiales.

En la intensificada guerra entre EE UU y China, no solo por el poder tecnológico, TikTok es escenario de la última batalla, y el enfrentamiento ha entrado en ebullición en las últimas horas tras meses de escalada. El viernes, el presidente, Donald Trump, afirmó que estaba "estudiando muchas alternativas" y considerando "varias opciones" sobre la popular aplicación de vídeos propiedad de la china ByteDance, incluyendo "prohibirla en Estados Unidos".

Trump anunció ayer que en breve daría algún paso. Y las dos opciones que puso sobre la mesa fueron dictar una orden ejecutiva que excluiría a TikTok de operar en el país por "motivos de seguridad nacional" o adoptar una medida forzando a ByteDance a vender su parte estadounidense a partir de una ley de poderes económicos de emergencia que su Administración ya ha utilizado contra otras empresas chinas.

Hace tiempo que Washington considera que TikTok plantea "potenciales riesgos de seguridad" para EE UU, dado el acceso a datos de sus más de 100 millones de usuarios en el país y la posibilidad de que Pekín pueda acceder a ellos. Es algo que empezó a investigar el Comité de Inversiones Extranjeras en EE UU el año pasado. Y ya en diciembre el Ejército de tierra y la Marina la vetaron en sus teléfonos y todo el Pentágono ha recomendado desinstalarla, igual que la campaña de Joe Biden.

TikTok, por su parte, defiende que no facilita información al Gobierno chino. "Nunca le hemos dado datos ni lo haríamos si lo pidieran", afirmó este mes una portavoz. Y esta semana, Kevin Mayer, el antiguo ejecutivo de Disney que en mayo llegó a TikTok como consejero delegado, prometía "más trasparencia" sobre algoritmos y moderación de contenidos.

El anuncio de Trump del viernes escala la presión. Y los movimientos han sido frenéticos. Ayer, según la agencia "Reuters", ByteDance ofrecía salir totalmente del accionariado de TikTok en EE UU y vender las operaciones estadounidenses a Microsoft, que asumiría el control de los datos de los usuarios. Al cierre de esta edición no había comunicaciones oficiales sobre esa posibilidad, pero Trump el viernes mostró su rechazo a esa potencial compra.

La adquisición de una de las aplicaciones de crecimiento más vertiginoso convertiría a la empresa de Bill Gates en un actor de peso en el mundo de las redes sociales, donde hasta ahora solo tenía LinkedIn. Sería un rival para Facebook o YouTube, propiedad de Google. Esta semana Microsoft fue el único de los cinco gigantes de Silicon Valley que no compareció en el Congreso para estudiar posibles violaciones de las leyes antimonopolio.

Reacción

La gerente general de TikTok en EE UU, Vanessa Pappas, respondió ayer advirtiendo que la red china no tiene planes "de irse a ningún lado". En un vídeo colgado en Twitter, Pappas agradeció, además, a los millones de estadounidenses que usan la aplicación diariamente.

Pappas afirma en su mensaje que están orgullosos de los 1.500 trabajadores que tienen en este país y que crearán otros 10.000 empleos durante los próximos tres años. "No planeamos ir a ningún sitio. TikTok es el hogar de creadores y artistas para que expresen sus ideas y se conecten con gente de diferentes orígenes. Estamos orgullos de todos los que llaman a TikTok su hogar", agregó.

A principios de mes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, había dejado entrever que el Gobierno consideraba restringir el acceso a TikTok ante la posibilidad de que el Gobierno de Pekín esté utilizando la red social como un medio para vigilar y distribuir propaganda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook