30 de julio de 2020
30.07.2020
Faro de Vigo
Caso Odebrecht

El exdirector de Pemex, ante el juez: "Fui intimidado"

Se le acusa de haber recibido dinero del jefe de Odebrecht para financiar la campaña de Peña Nieto

30.07.2020 | 07:45
Emilio Lozoya.

El exdirector de Pemex Emilio Lozoya se ha declarado inocente en relación con las acusaciones de corrupción realizadas en su contra en el caso Odebrecht, asegurando que fue "intimidado", mismo argumento que usó en su comparecencia del martes por el caso Agronitrogenados.

Lozoya está investigado en dos casos de corrupción, uno vinculado a la constructora brasileña Odebrecht y otro a la empresa de fertilizantes mexicana Agronitrogenados. Fue detenido el pasado 12 de febrero en Málaga, si bien finalmente fue extraditado el 17 de julio a México.

El antiguo jefe de la petrolera mexicana compareció por primera vez el martes ante la Fiscalía General de la República (FGR) mediante una videoconferencia para que se le hiciera la imputación de los cargos.

"No soy culpable ni responsable de los hechos que se me imputan", ha dicho este miércoles, en una segunda comparecencia por el caso Odebrecht. "Fui intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado", ha vuelto a defender, insistiendo en que "señalará" a los verdaderos culpables en su debido momento.

La FGR ha solicitado imputar a Lozoya los delitos de cohecho, asociación delictiva y operación de recursos de procedencia ilícita porque "intentó ocultar diversos movimientos y cuentas bancarias, particularmente cuando era coordinador de la campaña presidencial de 2012" para Enrique Peña Nieto, que finalmente ganó Los Pinos.

Los investigadores le acusan de haber recibido dinero del entonces jefe de Odebrecht en México, Luis Alberto Meneses, para financiar la campaña electoral de Peña Nieto. Lozoya le habría llegado a ofrecer un cargo público. En concreto, han documentado transferencias por unos 1,5 millones de dólares (1,2 millones de euros) por una casa en Ixtapa Zihuatanejo a cuentas bancarias a nombre de la hermana y la madre del ex director de PEMEX, según recoge el diario mexicano 'Milenio'.

Asimismo, la Fiscalía ha afirmado que la gestión de Lozoya para que Odebrecht recibiera contratos públicos en México benefició a la constructora en 39 millones de dólares (más de 33 millones de euros), ha informado 'El Universal'. "El imputado (Emilio Lozoya) recibió beneficios económicos en su cuenta en Suiza", han agregado los fiscales durante la audiencia.

También, según los fiscales, Lozoya recibió, ya como director de Pemex, seis millones de dólares (más de cinco millones de euros) en sobornos para que Odebrecht obtuviera contratos con la petrolera.

En el caso de México, Odebrecht pagó entre 2011 y 2014 sobornos por valor de 10,5 millones de dólares (casi nueve millones de euros) para asegurarse contratos de obras públicas. Según la declaración de Meneses, Lozoya gestionaba los sobornos y le presentó a diversos empresarios para posicionar la empresa en estados como Tamaulipas, Hidalgo o Veracruz.

Tras la vista, el juez Juan Carlos Ramírez Benítez ha decidido imputar a Lozoya en el caso por asociación delictiva, blanqueo de capitales y cohecho. La Fiscalía no ha pedido prisión preventiva contra el ex director de PEMEX en esta ocasión, pero sí que utilice brazalete electrónico, permanezca vigilado y no se le permita salir del país.

Además, Lozoya quedó imputado el martes por un delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita en el caso de Agronitrogenados, pero por ahora no irá a prisión preventiva, como pedía la Fiscalía, sino que permanecerá bajo custodia policial en el hospital donde fue ingresado a su regreso a México. No obstante, tendrá que entregar su pasaporte, llevar un brazalete electrónico y presentarse en la cárcel a firmar los días 1 y 15 de cada mes.

Reforma constitucional

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha considerado que el proceso judicial contra Lozoya es "importantísimo" porque "va a ayudar a que se destierre la corrupción en México". Así, el martes instó a todos los mexicanos a "estar muy pendientes de todo el juicio" para que "no sea un asunto nada más de tribunales judiciales, que sea un asunto de un tribunal ciudadano, popular".

López Obrador ha revelado este miércoles que sopesa la posibilidad de llevar a cabo una reforma constitucional para fortalecer Pemex. "Si hay que hacer una modificación de la ley para devolverle su función de empresa estratégica para el desarrollo de México, entonces veríamos si se presenta una iniciativa de reforma constitucional", ha dicho en la rueda de prensa diaria.

AMLO, como le han bautizado los medios mexicanos, ha avanzado que, si finalmente decide seguir adelante con la reforma constitucional, la presentará en el tercer año de su mandato, 2021. "Sobre todo para que no se den marcha atrás los cambios y para que les cueste trabajo reformarlo", ha esgrimido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook