08 de mayo de 2020
08.05.2020
Faro de Vigo

Francia recupera parte de la actividad el lunes con control extremo de las zonas más afectadas

Las fronteras seguirán cerradas hasta el 15 de junio y se prohíbe viajar a más de 100 kilómetros - Un millón de alumnos vuelven a clase

08.05.2020 | 01:22
Francia recupera parte de la actividad el lunes con control extremo de las zonas más afectadas

El noroeste de Francia, donde vive un 40% de la población del país, mantendrá un control más severo de los movimientos de población a partir del próximo lunes, cuando comenzará la desescalada del confinamiento, iniciado hace dos meses para frenar la pandemia de coronavirus.

El primer ministro, Édouard Philippe, reveló ayer "una Francia dividida en dos" en función de la incidencia del Covid-19 y la capacidad sanitaria para afrontar la pandemia, y que servirá como herramienta para adaptarse a una situación sanitaria "evolutiva".

El Gobierno, que reevaluará la situación en tres semanas, consideró que la situación ha mejorado en el país, que roza los 138.000 contagios y los 26.000 muertos, pero animó a mantener la prudencia, sobre todo en los departamentos más afectados.

Philippe señaló que en la región de París los contagios registrados son "más elevados de lo esperado", por lo que fue incluida entre aquellas en las que la desescalada será más lenta.

Por eso, la mascarilla será obligatoria en los transportes públicos, que en hora punta estarán reservados para quienes tengan que hacer desplazamientos imprescindibles. Aquellos que incumplan estas medidas se enfrentarán a multas de 135 euros.

En todo el territorio seguirán prohibidas las reuniones de más de diez personas, se mantiene la recomendación de higiene y distancia social y se propone limitar los desplazamientos.

Para los viajes de más de 100 kilómetros entre diferentes departamentos será necesaria una declaración jurada y quedarán limitados a casos justificados, mientras que el cierre de fronteras se mantendrá hasta el 15 de junio.

Se mantienen cerradas las playas y lugares de baño, aunque podrán reabrirse a petición de alcaldes y siempre que se cumplan ciertas reglas de distancia social.

Se limitará la oferta de transportes ferroviarios para reducir los movimientos de la población, y los comercios abrirán con medidas de control e higiene, con excepción de bares y restaurantes, que no podrán hacerlo antes de tres semanas en los departamentos con mejor situación.

En total, abrirán unas 400.000 empresas que representan unos 875.000 empleos, al tiempo que lo harán más del 80% de los colegios del país para acoger a un millón de alumnos y a unos 130.000 maestros, aunque también con medidas de control estrictas y con menos de 15 niños por clase.

La desescalada proseguirá si dentro de tres semanas la situación sanitaria continúa mejorando, pero el Gobierno no descarta volver a confinar a la población en caso contrario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook