El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró ayer que su país no pagará la seguridad de los duques de Sussex, el príncipe Enrique y Meghan Markle, que se mudaron, según medios de comunicación de EE UU y del Reino Unido, de Canadá a Los Ángeles.

"Soy un gran admirador de la Reina y del Reino Unido. Se informó de que Enrique y Meghan, que abandonaron el Reino (Unido), residirían permanentemente en Canadá. Ahora que han dejado Canadá para venir a EE UU, sin embargo, EE UU no pagará su protección de seguridad. ¡Deben pagar!", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Esta semana, varios medios revelaron que la pareja había cambiado su residencia para instalarse en Los Ángeles (California, EE.UU.), capital de la industria del entretenimiento. De acuerdo con una exclusiva publicada por la revista 'People' y el diario 'The Sun', se mudaron al sur de California antes de lo previsto por la crisis del coronavirus, para así evitar que el cierre de fronteras afectara su vida laboral en EE UU, ya que hasta ahora vivían en Canadá