| La misión diplomática en España del embajador de China, Lyu Fan, llegó ayer a su fin, a la vez que su carrera diplomática, pues, a los 63 años, se jubila. Originario de la región norteña de Heilongjiang, Lyu (en la foto), que llegó a España en diciembre de 2014, se despidió con una recepción en un hotel de Madrid. Pekín no ha nombrado aún sustituto, por lo que la dirección de la legación recae en el ministro consejero, Yao Fei.