El Gobierno chileno ha anunciado que descarta volver a declarar el estado de emergencia y desplegar militares en las calles del país contra las protestas por la situación socioeconómica del país, que continúan activas después de dos semanas y se han cobrado ya 20 vidas. Ayer de madrugada, una marcha sobre el palacio presidencial de La Moneda derivó en un gran incendio en un centro comercial del centro de Santiago tras horas de disturbios y barricadas. Los trabajadores de la mina "Escondida", el mayor yacimiento mundial de cobre, fijaron nuevos paros para ayer en rechazo a los "abusos" de la empresa y en apoyo a las protestas.