10 de agosto de 2019
10.08.2019
Crisis en el Ejecutivo italiano

La Liga presenta una moción de censura contra Conte para forzar unas elecciones

El primer ministro acusa a Matteo Salvini de dinamitar la coalición de Gobierno para aprovechar el tirón electoral que le otorgan las últimas encuestas

10.08.2019 | 02:47
Efe
Efe

La Liga, el partido ultra que dirige Matteo Salvini, anunció ayer la presentación de una moción de censura en el Senado contra el primer ministro, Giuseppe Conte, alegando que es necesario convocar "rápidamente" nuevas elecciones que puedan permitir solventar la ruptura del Gobierno de coalición con el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S).

Salvini, hombre fuerte del Gobierno, pretende hacerse con la presidencia del Consejo (ahora es viceprimer ministro), y así lo anunció hace dos noches en la ciudad de Pescara: "Pido a los italianos que me den plenos poderes para hacer las cosas como se debe", declaró.

La formación ultraderechista considera que Italia ha pasado por "demasiados" momentos "malos" como consecuencia de las discrepancias entre la Liga y el M5S, el último de ellos esta semana a cuenta de un proyecto para conectar con un tren de alta velocidad Turín y Lyon.

La coalición lleva en crisis varios meses por las presiones de la Liga, reforzada por los resultados de las encuestas, que le otorgan un 36% de apoyo, el doble que en las legislativas de 2018, mientras que reducen los de sus socios a la mitad. De hecho, la Liga sumaría mayoría absoluta en coalición con sus dos socios conservadores, Forza Italia, del ex primer ministro Silvio Berlusconi, y los neofascistas Hermanos de Italia, ya que cada uno cosecharía más de un 7%.

Ahora, Salvini exige que los senadores y diputados regresen a Roma de las vacaciones para que el primer ministro Conte pueda acudir a las cámaras y constatar su falta de apoyos antes de presentar su dimisión ante el jefe del Estado, Sergio Mattarella.

Tras la retirada del apoyo de la Liga, el primer ministro tenía dos opciones: presentar su dimisión a Mattarella o acudir al Parlamento para verificar su apoyo, y se ha decantado por la segunda opción.

Conte lanzó el jueves por la noche un duro mensaje en el que acusó a Salvini de dinamitar la coalición para aprovechar su tirón electoral, tras las elecciones europeas, en las que fue el primer partido del país, y avanzó que acudiría al Parlamento para que Salvini diera explicaciones. Este declaró, por su parte, que espera que "Conte no piense en formar otro gobierno como primer ministro". Salvini teme una hipotética alianza del M5S con el PD. "Escucho tonos similares entre el PD y Di Maio", dijo antes de calificar esa operación como una burla a la ciudadanía.

Salvini quiere "darle la palabra a los italianos" en octubre y aunque ya ha anunciado que se presentará como candidato a primer ministro, no ha aclarado si dimitiría como responsable de Interior en caso de confirmarse la nueva cita electoral.

El Parlamento tiene ahora diez días para fijar la fecha de la moción. Acto seguido, Mattarella deberá decidir si nombra a un nuevo primer ministro al frente de un gabinete de técnicos o abre de inmediato la puerta a nuevas elecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook