El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dan Coats, dejará su cargo el 15 de agosto por sus desavenencias con el presidente, Donald Trump, sobre cómo lidiar con Rusia y por los constantes ataques del mandatario a la comunidad de Inteligencia norteamericana.

Coats, entre otros roces, provocó la indignación de Trump el pasado mes de enero tras declarar ante el Senado que consideraba improbable que Corea del Norte entregara sus armas nucleares, contradiciendo las expectativas del Presidente.

Trump, que confirmó la salida de Coats, ha propuesto al congresista republicano por Texas John Ratcliffe como sustituto al frente de la organización, creada tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, y que supervisa la labor de 17 agencias de Inteligencia tanto civiles como militares, entre ellas la CIA.

"Me complace anunciar que el muy respetado congresista John Ratcliffe, de Texas, será mi nominado a la dirección de la Inteligencia Nacional. Como antiguo fiscal de EE UU, John liderará e inspirará grandeza en este país que ama", declaró Trump.

Según la prensa estadounidense, el presidente ya estaba considerando a Ratcliffe como reemplazo y se vio ratificado en su parecer después de la labor del congresista en defensa del mandatario durante la comparecencia del investigador especial Robert Mueller, responsable de las pesquisas sobre la supuesta colaboración entre la campaña de Trump y Rusia durante las elecciones norteamericanas.

"Quiero dar las gracias a Dan por su servicio", concluyó el magnate que, según el portal de noticias "Axios", considera a la agencia como un lastre burocrático que quiere reducir.