| Los "chalecos amarillos" y la Policía protagonizaron ayer duros enfrentamientos en Toulouse en la vigésimo segunda jornada de movilización. En los choques, los más violentos tras semanas de relativa calma en el país, los gendarmes lanzaron gases lacrimógenos y detuvieron a un número aún no concretado de personas en esta ciudad del sureste francés, que los organizadores consideraron "capital por un día" y donde marcharon en torno a 2.000 personas. También se registraron altercados en París. En la foto, un manifestante increpa a la Policía en los disturbios registrados en Toulouse.