27 de febrero de 2019
27.02.2019
Faro de Vigo
Investigación

Al menos 25 muertos por un accidente en la estación de El Cairo

El choque de un tren contra una barrera provocó una explosión que ha dejado heridas a unas 40 personas

27.02.2019 | 11:07
Un accidente de tren en El Cairo provoca una gran explosión.

Al menos 25 personas han muerto y unas 40 han resultado heridas por un incendio registrado este miércoles en la principal estación de tren de El Cairo, después de que un convoy se haya estrellado durante la maniobra de entrada, según informa la televisión estatal.

El fuego se inició supuestamente después de que un tren impactase contra las barreras al entrar en la vía número seis de la estación Ramses. El primer ministro, Mostafa Madbouly, ha asegurado tras visitar la zona que se desconocen los motivos de la colisión, si bien la Fiscalía ya ha abierto una investigación al respecto.

"No descansaremos hasta que quien pueda haber fallado en su trabajo rinda cuentas", ha afirmado Madbouly, según el periódico estatal 'Al Ahram'. Junto a él, también se han desplazado hasta la estación varios de sus ministros, mientras que la titular de Sanidad, Hala Zayed, supervisa la evolución de los heridos, varios de ellos en estado crítico.

Hasta la estación se han desplazado efectivos de Bomberos y ambulancias, mientras que parte de los accesos han quedado cerrados por motivos de seguridad. La empresa ferroviaria estatal ha confirmado la reanudación de la actividad en la estación, con la única excepción de la vía en la que ha quedado el tren siniestrado.

La fiscalía afirma que el conductor abandonó el tren sin poner el freno

La Fiscalía General de Egipto cree que el accidente se debió a una negligencia del conductor, que abandonó el tren sin accionar los frenos tras sufrir un percance con otro vehículo.

La Fiscalía señaló que el conductor del tren, al que no ha identificado, ha sido detenido y está siendo interrogado, informó la agencia estatal MENA.

Según las investigaciones preliminares, el conductor abandonó la locomotora 2310 después de que esta "se enredara" con otra, la número 2305, que circulaba en una vía adyacente en dirección contraria.

El ferroviario dejó la cabina sin accionar los frenos y fue a examinar lo ocurrido en la locomotora 2305, pero la 2310 empezó a moverse de forma descontrolada sin conductor ni frenos.

La locomotora tomó velocidad y acabó chocando contra una barrera de hormigón situada al final de la vía del tren, provocando una explosión y un gran incendio.

La Fiscalía confirmó la muerte de 20 personas, cuyos cuerpos quedaron carbonizados y de los que se están obteniendo muestras de ADN para ser identificados, y señaló que 28 heridos fueron trasladados a siete hospitales de la capital.

Anteriormente el Ministerio de Salud informó de unos 40 heridos, pero algunos de ellos han sido dados de baja en las pasadas horas, mientras que cinco están en estado grave, según declaraciones de la ministra, Hala Zayed.

El ministro de Transporte, Hisham Arafat, presentó su dimisión poco después de accidente y ha sido reemplazado de forma temporal por el titular de Electricidad, Mohamed Shaker.

Por su parte, el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, dio instrucciones a su Gobierno para que siga lo relacionado con el accidente y para "castigar a los responsables" después de las investigaciones pertinentes.

En Egipto son frecuentes los accidentes ferroviarios debido al mal estado de las vías y de los vehículos, así como a la falta de un sistema moderno de señalización y control de tráfico.

La estación de Ramsés es la principal de El Cairo, por donde pasan los trenes hacia todas las provincias del país, y suele estar muy concurrida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook