27 de abril de 2017
27.04.2017
Nuevo revés judicial

Un juez bloquea la amenaza de Trump de cortar los fondos a las "ciudades santuario"

-La Casa Blanca califica la "ridícula decisión" de "regalo para criminales" -La reforma fiscal propone bajar del 35 al 15 por ciento el impuesto de sociedades

27.04.2017 | 02:38
Trump anuncia una orden para reducir espacios naturales protegidos. // Reuters

Un juez federal de San Francisco ha bloqueado temporalmente el decreto presidencial del pasado enero en el que se amenaza a las llamadas "ciudades santuario" con cortarles la financiación federal. Las "ciudades santuario" -concepto que incluye también a estados y condados- son las que se niegan a colaborar con las autoridades federales en la persecución de los inmigrantes irregulares. Nueva York, Los Angeles o Chicago figuran a su cabeza.

En un auto de 49 páginas, recogido por el diario "The Washington Post", el juez William H. Orrick expone que el texto firmado por el presidente Donald Trump es "vago" y subraya incluso las discrepancias que hay entre miembros de la Administración sobre la interpretación de la norma presidencial.

Orrick, nombrado por el presidente Obama en 2012, considera que el decreto viola la Constitución porque trata de "privar a las jurisdicciones locales de fondos asignados por el Congreso sin ningún tipo de aviso ni oportunidad para ser escuchadas".

Según el magistrado, la ciudad de San Francisco y el condado de Santa Clara, jurisdicciones que han presentado sendas demandas contra el decreto, tienen muchas posibilidades de sacar adelante sus querellas contra el texto, razón por la que considera adecuado bloquearlo temporalmente.

Este es el tercer golpe que encaja Trump en materia de inmigración, después de que la justicia federal abortase sus dos tentativas de "veto islámico". Se llama así al intento presidencial de suspender la concesión de visados de entrada a los ciudadanos de varios países donde la religión dominante es la musulmana.

El nuevo mandoble judicial llega en vísperas de que, este sábado, Trump celebre sus primeros cien días en la Casa Blanca, con un balance marcado por los bloqueos judiciales y el rechazo del Congreso tanto a su contrarreforma sanitaria como a la financiación con fondos públicos del muro con México. Los otros dos puntos fuertes de los primeros cien días de Trump han sido el ataque con 59 misiles "Tomahawk" a una base aérea siria, el pasado día 7, y el lanzamiento de la llamada "madre de todas las bombas" sobre posiciones del Estado Islámico en Afganistán, una semana después. Se trata del mayor artefacto no nuclear jamás arrojado en conflicto.

Trump calificó de "ridículo" el fallo judicial a favor de las "ciudades santuario" y aseguró que pleiteará hasta llegar al Tribunal Supremo. Según un comunicado de la Casa Blanca, el bloqueo supone un "regalo" para las bandas criminales y los cárteles de las drogas.

En el plano económico, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, anunció el plan de reforma fiscal de Trump, que incluye una "enorme rebaja" del impuesto de sociedades desde el 35% actual al 15%, la reducción a tres de los siete tramos del IRPF (10%, 25% y 35%) y la supresión del impuesto de sucesiones. "Se trata de uno de los mayores recortes de impuestos de la historia", aseguró Mnuchin, quien sostuvo que con estas medidas se puede alcanzar "una tasa de crecimiento económico anual del 3% o superior". EE UU creció al 2% en 2016.

La rebaja, dijo Mnuchin, no provocará una mayor deuda pública, ya que, añadió, el crecimiento económico generará ingresos fiscales bastantes para compensarla. El plan de Mnuchin carece aún de detalles, ya que ocupa una página de "principios básicos" que habrán de ser ampliados más adelante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook