El primer ministro británico, el conservador David Cameron, dijo que los ciudadanos del Reino Unido están "profundamente desilusionados" con la Unión Europea (UE) y que su Gobierno ha "comprendido" ese mensaje al explicar la victoria del populista UKIP en las elecciones europeas.

Al valorar los resultados de los comicios europeos celebrados el pasado jueves, que ganó el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) de Nigel Farage y dejó a los conservadores en tercer lugar, por detrás de los laboristas, Cameron afirmó que su Ejecutivo ha "recibido y comprendido absolutamente" el mensaje ciudadano.

A un año para que se celebren los próximos comicios generales en este país, en 2015, el líder conservador señaló que su Gobierno cuenta con un plan para abordar esa decepción ciudadana cuando se trata de Europa con la celebración del prometido referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE en 2017.

"Los ciudadanos están profundamente desilusionados con la Unión Europea. No creen que las actuales relaciones estén funcionando lo suficientemente bien para el Reino Unido", explicó Cameron a la emisora británica BBC Radio 4.

Según el primer ministro, los británicos "quieren un cambio" y aseguró que por lo que a él concierne, "ese mensaje ha sido completamente recibido y comprendido".

En esos comicios europeos, el antiinmigración UKIP, que reclama abandonar la UE, ha obtenido un 27,5 % de los votos con 23 eurodiputados, seguido de los Laboristas, con 18 eurodiputados tras ganar 7 y un respaldo del 24,4 % y con los conservadores en tercera posición, también con 18 eurodiputados tras haber perdido 7, y un 23,9 % de votos.

Al tiempo que rechazó la posibilidad de llegar a un pacto con el UKIP, Cameron insistió en que los conservadores son los únicos que ofrecen un proyecto realista de celebrar una consulta sobre la pertenencia del Reino Unido al bloque comunitario.

"No hacemos pactos ni acuerdos. Los candidatos conservadores se presentarán como conservadores, lucharán como conservadores y espero ganar como conservadores. No vamos a entablar acuerdos ni pactos", dijo.

Con relación al plebiscito, Cameron agregó que "si quieren un referéndum sobre Europa, si eso es lo más importante para ustedes, solo hay un partido y un potencial primer ministro que lo pueda cumplir y estos son los conservadores al frente del Gobierno".

"Los laboristas y los liberaldemócratas no quieren ese referendo y el UKIP no puede proporcionarlo", añadió.