El partido conservador del primer ministro griego, Andonis Samaras, ha propuesto que solo los griegos de nacimiento puedan acceder a las academias militares y de Policía, una iniciativa que ha soliviantado a los socios gubernamentales del centro-izquierda y ha alegrado al neonazi Amanecer Dorado