El general Raúl Castro, de 81 años, fue ratificado ayer como presidente de Cuba para un segundo mandato de cinco años, que se prevé sea su último periodo en el Gobierno de acuerdo con su intención de limitar los cargos políticos a un máximo de 10 años, informaron medios oficiales.

La Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) reeligió a Castro para la presidencia del Consejo de Estado y de Ministros "mediante voto directo y secreto", según informó la agencia estatal Prensa Latina.

La confirmación de Castro como presidente era previsible, aunque el propio mandatario cubano realizó esta semana unas desconcertantes declaraciones en las que bromeó con la posibilidad de renunciar dada su avanzada edad.

Raúl Castro fue nombrado formalmente presidente de Cuba en febrero de 2008, dos años después de haber asumido de manera interina la dirección del país al sustituir a su hermano Fidel Castro cuando este enfermó y delegó el poder en 2006.

Su gobierno se ha centrado en impulsar un plan de reformas para "actualizar" el socialismo cubano y reanimar una economía en crisis desde la caída del bloque soviético.

Número dos

Miguel Díaz-Canel, de 52 años, se convirtió en el número dos del Gobierno cubano con su nombramiento como primer vicepresidente de la isla, cargo en el que sustituye al histórico José Ramón Machado Ventura.

Díaz-Canel, un hombre forjado desde su juventud en el Partido Comunista cubano, ha tenido un notable ascenso político en los últimos cinco años y muchos lo anticipan como uno de los rostros a tener en cuenta en el "relevo" generacional del poder en Cuba.

El Parlamento cubano designó ayer también al resto de los 31 miembros del Consejo de Estado -órgano que representa a la Asamblea entre cada periodo de sesiones- entre ellos otros cinco vicepresidentes y un secretario.

Además, los diputados eligieron a Esteban Lazo como nuevo titular de la Asamblea, cuya octava legislatura quedó constituida este domingo para un mandato de cinco años hasta el 2018.