01 de octubre de 2009
01.10.2009
En Camboya, Filipinas y Vietnam

"Ketsana" acabó con la vida de 372 personas

Casi tres millones más se han visto afectadas por el paso de la tormenta que ha causado además numerosos daños materiales

01.10.2009 | 11:28
Personas intentan huir de las inundaciones.

Un total de 372 personas han perdido la vida y casi tres millones de personas están afectadas tras el paso del tifón "Ketsana" por Camboya, Filipinas y Vietnam, donde ha dejado un tremendo reguero de destrucción.

Fuentes oficiales vietnamitas informaron hoy de 85 fallecidos en la región central, donde las provincias más devastadas son Kon Tum y Quang Ngai.

Decenas de miles de residentes huyeron de aldeas y ciudades totalmente sumergidas y un panorama desolador de árboles caídos, tejados volados y calles y casas inundadas en aldeas convertidas en piscinas gigantes y sin electricidad ni teléfono.

"Ketsana" arrasó entre ayer y el martes por la tarde casi 200.000 casas, destruyó campos y sistemas de riego, provocó el naufragio de cientos de pesqueros frente a la costa e inundó más de 740 hectáreas de cultivos de café en Daklak.

Hoi An, una ciudad histórica vietnamita declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y conocida por sus edificios coloniales hasta ahora en excelente estado de conservación, se hallaba bajo tres metros de agua.

El desastre pudo ser todavía mayor si hace dos días el Gobierno de Hanoi no hubiera ordenado evacuar a unos 350.000 residentes de las zonas amenazadas.

Por su parte, en la vecina Camboya perecieron otras once personas en las provincias de Kampong Thom y Rattanakiri y se desbordaron el río Mekong y el lago Tonle Sap.

Al atardecer, el tifón se debilitó y penetró en Laos ya rebajado a categoría de tormenta tropical y sin datos por el momento sobre víctimas o daños materiales por inundaciones que también amenazan a Tailandia.

Mientras tanto en Filipinas, el Centro Nacional de Coordinación de Desastres elevó el saldo mortal del temporal a 277 fallecidos, 42 desaparecidos, 375.000 sin hogar y casi dos millones de afectados.

Las pérdidas económicas por daños a infraestructuras y cultivos ascienden ya a casi 4.800 millones de pesos (70 millones de euros).

Pese a que Ketsana solo era una tormenta tropical cuando tocó tierra el pasado sábado en la isla filipina de Luzón, arrojó en apenas doce horas una cantidad de lluvia muy superior a la media mensual en esta época del año, batiendo el anterior récord de 1967, e inundó el 80 por ciento de Manila.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 
Enlaces recomendados: Premios Cine