30 de diciembre de 2008
30.12.2008

El líder de Hizbulá llama a los países árabes a sublevarse contra los israelíes

"No pueden soportar una guerra larga", afirma Nasrala

30.12.2008 | 09:02

El jefe del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasrala, hizo ayer un llamamiento para una nueva "intifada" contra Israel, no sólo en la Franja de Gaza sino también en el mundo árabe, y predijo la derrota israelí si lanza una ofensiva terrestre. "Llamo a una tercera ´intifada´ (sublevación) en Palestina y en todos los Estados árabes, ya que el objetivo (de la agresión israelí) es la resistencia a las aspiraciones palestinas", dijo Nasrala en una grabación difundida a miles de simpatizantes en un estadio de Beirut.

El pasado sábado, el jefe del grupo palestino Hamás, Jaled Meshal, también convocó una tercera "intifada" contra Israel, en la primera jornada de una serie de bombardeos contra Gaza.

La primera "intifada" se desarrolló en los territorios palestinos ocupados por Israel entre 1987 y 1993 y la segunda fue lanzada en septiembre del 2000 y se extendió hasta febrero del 2005.

Nasrala, en el mensaje difundido a miles de partidarios que se habían reunido en el estadio de Raya para apoyar a Gaza, aseguró que abandonar a los palestinos de esa franja de territorio sería como "participar en el crimen, en las matanzas y en la traición".

Nasrala dijo que la guerra israelí está dirigida contra todos los palestinos, no sólo contra Hamás, que ocupa la Franja de Gaza desde junio del 2007, cuando expulsó por la fuerza a las fuerzas leales al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás. El líder de Hizbulá afirmó que la guerra de Gaza "es sólo cuestión de tiempo". "Los israelíes no pueden soportar una guerra larga. Cuando comience la ofensiva terrestre, Israel perderá", agregó Nasrala en su mensaje.

Estados Unidos

Por su parte, la Casa Blanca culpó ayer al movimiento islamista palestino Hamás de la violencia en Oriente Próximo y le exigió que deje de "lanzar proyectiles contra Israel" y "respete el alto el fuego" de los últimos meses.

En un comunicado leído por el portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, desde Crawford, en Texas, el presidente George W. Bush hizo un llamamiento en favor de alcanzar una paz duradera y sostenible en la región. El portavoz dijo que el presidente ha estado informado de manera permanente de los acontecimientos en Oriente Próximo.

Para la Casa Blanca, el origen de la nueva escalada de violencia está en Hamás, "que ha mostrado su verdadera cara como grupo terrorista" con sus continuos ataques a Israel. "Lo que es necesario para terminar con esta situación -dijo el portavoz- es que Hamás deje de lanzar proyectiles contra Israel". "Hamás tiene la oportunidad de ser parte del proceso de paz", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine