01 de diciembre de 2008
01.12.2008
Secuestro

Los periodistas secuestrados en Somalia se encuentran en buen estado

01.12.2008 | 12:29

Miembros de un clan nómada de las montañas de Sanaag, donde las autoridades afirman que están retenidos los periodistas español y británico secuestrados desde el pasado miércoles en el norte de Somalia, dijeron a Efe que están bien y son "bien tratados" por sus captores.

"Los dos están en muy buenas condiciones y los secuestradores los han trasladado a otro escondite en estas mismas montañas", recalcaron a Efe los nómadas, con los que se puso en contacto Efe en un visita a su campamento de Sanaag.

Mientras, la Policía prosigue las labores de búsqueda del fotógrafo español José Cendón y el periodista británico Colin Freeman en las montañas.

Según estos nómadas, el único problema en el área es que "es una zona muy rocosa y hay poca agua clara", aunque por lo demás los periodistas "son bien tratados" por sus captores, que los secuestraron el pasado 26 de noviembre en Bossaso, la principal ciudad de Puntlandia.

Cendón y Freeman habían estado una semana en Bossaso preparando un reportaje para el diario británico "Daily Telegraph" sobre los piratas somalíes, que tienen sus refugios en Puntlandia, en una zona que da acceso al mar Rojo y el canal de Suez y son en este momento la mayor amenaza para la navegación comercial en el mundo.

Un portavoz de la Policía dijo hoy a Efe en Bossaso que siguen la búsqueda por las montañas de Sanaag, unos 20 kilómetros al suroeste de esa ciudad, y que no tienen novedades, aunque esperan poder liberar a los dos secuestrados.

Las autoridades de Bossaso han señalado que Cendón y Freeman fueron secuestrados por sus traductores somalíes, en colaboración con una banda armada no identificada de la región, poco antes de dirigirse al aeropuerto de esta capital para abandonar la zona.

El ministro de Información del Gobierno autónomo de Puntlandia, Abdirahman Mohamed Bankah, condenó el hecho y puntualizó que, a su llegada a Bossaso, los informadores no admitieron escolta policial y la contrataron con una milicia preparada por sus traductores, que ahora son los principales sospechosos de su secuestro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine