22 de noviembre de 2008
22.11.2008
Elecciones

Royal exige una votación clara y pide calma hasta que se confirmen los resultados

22.11.2008 | 21:59

La aspirante a liderar el Partido Socialista (PS) francés, Ségolène Royal, exigió hoy una votación clara e indiscutible y pidió calma hasta que se confirmen los resultados que dan la victoria a su rival, Martine Aubry, por sólo 42 votos de diferencia.

Los militantes socialistas "tienen derecho a un voto claro e indiscutible", dijo la dirigente socialista y ex candidata presidencial, en declaraciones a la cadena de televisión France 1.

En primer lugar, precisó, debe haber "calma y tranquilidad" hasta que los resultados de la votación celebrada este viernes, -que otorgan a Aubry el 50,02% de los votos frente al 49,98% logrados por ella-, sean ratificados por el Consejo Nacional del partido en su reunión del próximo martes.

A la espera de lo que ocurra en ese encuentro, en el que los máximos responsables socialistas analizarán las denuncias de irregularidades y fraude de los seguidores royalistas, Ségolène Royal pidió al partido que se aplique a sí mismo el principio que siempre defendió, el de un voto "justo, controlado e indiscutible".

Eso es "absolutamente indispensable" para el militante socialista. Es "una exigencia moral", agregó.

Sus declaraciones se producen poco después de que su contrincante, la alcaldesa de Lille Martine Aubry, se declarara públicamente como la próxima líder de "todos los militantes socialistas" e hiciera un llamamiento a la unidad del partido.

"Perderemos todos si no somos capaces de unirnos", dijo Aubry en una breve alocución ante la prensa, en la que se dirigió a Royal y sus seguidores para decirles que no se trata ya de saber quién ganó y quién no, sino que lo importante es unirse. "Se lo debemos a los militantes", precisó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine