23 de julio de 2008
23.07.2008

Está acusado de autorizar la matanza de Srebrenica y el asesinato de civiles durante el cerco de Sarajevo

23.07.2008 | 02:00

Durante la guerra de Bosnia hubo dos episodios particularmente trágicos para la población civil, y sobre ambos planea la figura de Karadzic. Uno de ellos es el cerco a Sarajevo, que comenzó el mismo día de la proclamación de la independencia de Bosnia y causó la destrucción de la ciudad a causa de los bombardeos. "Los de Sarajevo no contarán sus muertos, contarán a sus vivos", declaró Karadzic en 1993. Se calcula que durante los 43 meses de cerco murieron 10.000 personas, incluidos 1.600 niños, y se registraron numerosas matanzas, violaciones masivas y torturas en campos de concentración. Desde entonces han aparecido cerca de 300 fosas comunes y se calcula que hubo casi 30.000 desaparecidos, en su inmensa mayoría civiles bosniaco musulmanes.
El otro gran episodio de genocidio de la guerra se produjo en Srebrenica, en el este de Bosnia. El 11 de julio de 1995, la "seguridad" aportada por la ONU no salvó a esta desdichada localidad de mayoría musulmana de sufrir el devastador ataque de las tropas serbobosnias, que culminó con el asesinato de entre 7.000 y 8.000 personas de sexo masculino de todas las edades. En julio de 1995, Karadzic fue acusado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia de autorizar el asesinato de civiles durante el sitio de Sarajevo y en Srebrenica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook