07 de julio de 2008
07.07.2008
Japón

La crisis alimentaria y el cambio climático centran la cumbre del G8

Se celebrará hasta el miércoles en un lujoso y aislado hotel en una isla japonesa protegida por más de 20.000 policías.

07.07.2008 | 10:35
Varios policías se apostan a la entrada de la reunion del G8

Los líderes del G8 iniciaron hoy al norte de Japón su cumbre anual, de tres días de duración, en la que debatirán la situación económica, la crisis alimentaria y el cambio climático.

En un día lluvioso y bajo una fuerte protección policial, los mandatarios de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Canadá, Alemania y Rusia fueron recibidos uno por uno por el anfitrión, el japonés Yasuo Fukuda, a la entrada del lujoso hotel Windsor, y posaron para los fotógrafos antes de iniciar las sesiones de trabajo.

Participan también en esta primera sesión, centrada en el desarrollo de África, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y los mandatarios de Argelia, Etiopía, Ghana, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Tanzania.

La reunión del G8, de carácter anual, estará este año centrada en las dificultades económicas, a causa de la subida del precio de los alimentos, la escalada del petróleo y la incertidumbre en los mercados financieros, y la lucha contra el cambio climático.

Su primera jornada se dedica al desarrollo de África pues uno de los objetivos marcados por la presidencia japonesa del G8 es promover el cumplimiento de los objetivos del milenio de la ONU.

El otro objetivo es marcar una fecha para reducir las emisiones de gases causantes del efecto invernadero, con los japoneses presionando para que sea un recorte del 50 por ciento en 2050 y los europeos por la más concreta del 20 por ciento en 2020, preferida también por las organizaciones ecologistas.

En cualquier caso parece difícil que se logre un acuerdo vinculante, más allá de marcar la deseada meta de 2050 sin muchas concreciones, pues Canadá y Estados Unidos no creen que la cumbre del G8 sea el foro adecuado.

Países emergentes como China o India, grandes emisores de gases de efecto invernadero, no participan en la cumbre del G8, pero están invitados a participar este miércoles.

La reunión de los países más ricos acogerá esta vez además a líderes de otros catorce países, entre ellos los mayores emisores de CO2, y se celebrará hasta el miércoles en un lujoso y aislado hotel en el lago Toya, protegido por más de 20.000 policías desplegados en toda la isla de Hokkaido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook