23 de junio de 2008
23.06.2008

Las FARC entregan una prueba de vida de un diputado secuestrado hace seis años

23.06.2008 | 02:00

Sigifredo López emplaza a Uribe a lograr un acuerdo humanitario y pide a Betancourt que no se rinda.

El diputado Sigifredo López emplazó en un vídeo al Gobierno colombiano y a las FARC a lograr un acuerdo humanitario, en tanto que el cabo segundo del Ejército Pablo Emilio Moncayo envió, en otro, un mensaje de fortaleza a la ex candidata Íngrid Betancourt, secuestrada por esa guerrilla al igual que ellos. Así lo revelan pruebas de vida del político y el militar que fueron dadas a conocer la víspera con unas horas de diferencia.
Inicialmente, en un vídeo entregado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a una comisión de la Iglesia católica y al ex defensor del pueblo de Cali Hernán Sandoval, el diputado Sigifredo López, secuestrado por las FARC desde el 2002, instó al Gobierno y a esa guerrilla a lograr un acuerdo humanitario.
López pidió a todos los sectores que apoyen las gestiones de la senadora Piedad Córdoba y el presidente venezolano, Hugo Chávez, mediación a la que Bogotá puso fin el 21 de noviembre pasado.
Tras conocer la prueba de vida del político, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, reiteró su disposición para llegar a un acuerdo humanitario con las FARC, pero recordó que los autorizados para realizar contactos al respecto son la Iglesia católica y los países delegados europeos (Francia, España y Suiza).
Es preferible, subrayó López en su mensaje, "la farándula política que inevitablemente generará cualquier encuentro entre las FARC y el Gobierno, a los nuevos derramamientos de sangre que inevitablemente generará su desencuentro". Insistió en que el encuentro entre las partes es la última oportunidad que tienen los secuestrados de regresar con vida al seno de sus familias. López es el único superviviente del grupo de doce políticos que las FARC secuestró en la ciudad colombiana de Cali en el 2002, de los cuales once murieron en cautiverio el 28 de junio de 2007.
Una investigación de una comisión forense de la Organización de Estados Americanos (OEA) señaló que los cadáveres presentaban múltiples disparos, pero no estableció responsabilidades. El Gobierno colombiano insiste en que los diputados fueron asesinados por las FARC.
En la segunda prueba de supervivencia, que estaba en poder de los familiares de Pablo Emilio Moncayo desde hace dos meses, pero que apenas se conoce, el militar pidió a la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt que no se rinda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine