03 de junio de 2008
03.06.2008

Hillary Clinton: ``Mi obituario político aún está por escribirse''

03.06.2008 | 02:00
Hillary Clinton recibe la felicitación de sus seguidores.

La candidata demócrata obtiene una prevista, pero insuficiente, victoria en Puerto Rico

La victoria de la candidata Hillary Clinton en las primarias demócratas estadounidenses del estado libre asociado de Puerto Rico le sirven para mantener su discurso, pero también para prolongar su previsible agonía. Hoy, los Estados de Dakota del Sur y Montana están llamados a las urnas para concluir esta larga carrera por la nominación, con lo que el senador por Illinois Barack Obama podría lograr la victoria matemática en delegados esta misma semana con los nombres que consiga en las dos citas finales y el apoyo de los cruciales superdelegados. En cualquier caso, la ex primera dama ya ha advertido de que no está por la labor de firmar antes de tiempo su "obituario político".
Clinton logró el pasado domingo una cómoda victoria en Puerto Rico, pero a estas alturas de la película el guión parece más escrito que nunca. Los resultados acercan cada vez más a Barack Obama a la cifra mágica de los 2.128 delegados para convertirse en el candidato del Partido Demócrata, por lo que su rival dialéctico ya se llama John McCain y milita en las filas republicanas.
Montana y Dakota del Sur concluirán mañana las primarias con 31 nombres a repartir en juego y anticipando el apoyo de una importante cifra superdelegados con el sillón ya ganado, 321 dicen algunas estimaciones.
Aún así, la ex primera dama no varía su discurso en absoluto y ni siquiera el fin de las contiendas en las urnas podría apagar sus aspiraciones. "La gente ha intentado apartarme de esta carrera desde Iowa, y mi obituario político debe aún escribirse", afirmó antes de abandonar el territorio caribeño ante sus simpatizantes, según informaciones de la cadena CNN.
Voto popular
En su defensa, Hillary Clinton esgrime su liderazgo en el "voto popular", frente a la ventaja en delegados de su compañero y contrincante, dos aspectos que "nunca antes habían estado separado". Por eso, la senadora por Nueva York se ve como la candidata "más fuerte", obviando una desventaja en torno a los 155 delegados.
Obama, entretanto, espera. Su táctica consiste en usar sus fuerzas contra McCain, ya elegido entre los republicanos meses atrás, mientras destacados miembros de su campaña ya dan la carrera por ganada.
El portavoz de su equipo, Robert Gibbs, declaró a la ABC que "si no es el martes, llegara pronto", en referencia a la ansiada victoria. De todas forma, el entorno del político afroamericano sitúa para esta semana la victoria definitiva.
Sin embargo, la disputa podría prolongarse incluso meses, si bien en ningún momento Obama recomienda a Clinton arrojar la toalla y concluir con una agotadora y cara campaña, tanto en dinero como en desgaste general de la formación de cara a la opinión pública y sus potenciales votantes.
A favor de la ex primera dama también juegan las posibles variaciones que puedan llegar de los resultados válidos en Michigan y Florida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine