El fuego, que abarcó 60 hectáreas comenzó en un complejo residencial al sur de los estudios Warner en Burbank, según informó el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, que anunció además que los dos presuntos responsables, dos adolescentes del estado de Illinois, se encuentran bajo custodia, sin dar más detalles.

"Han admitido que iniciaron el fuego, y que eran lo suficientemente mayores para saber que lo que hacían estaba mal", declaró el alcalde.

Durante varias horas, el fuego ascendió por el lado sur del Monte Griffth, donde decansa el famoso cartel levantado en 1923, antes de que los efectivos de bomberos lograran controlar las llamas. "Si hubiera ardido, perderíamos un icono", afirma Russ Mitchell, uno de los residentes.