El secuestro del avión de la compañía Sudan Airways, procedente de Libia, ha concluido con la detención del pirata aéreo. En el aparato viajaban 237 pasajeros y once tripulantes, según la Policía, que no ha informado de heridos durante el incidente.

El secuestrador era aparentemente un "perturbado mental" que estaba armado con un cuchillo, señaló la Policía, que no pudo precisar los motivos de su acción. La Policía lo ha identificado como Said Falun Said, un ciudadano sudanés de 39 años de edad que viajaba desde Trípoli con un permiso de viaje temporal.

En pleno vuelo, Said entró en la cabina del Airbus y amenazó a la tripulación con un cuchillo, tras lo cual exigió que el aparato se dirigiera a Sudáfrica, continuó el comunicado. "La tripulación negoció con él de manera tranquila, sabia y responsable", prosiguió.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Jartum a las 5:05 horas (4:05 en España), los responsables de seguridad rodearon al secuestrador y finalmente lo detuvieron, concluyó el comunicado, que no dio más detalles.