Previamente, la televisión iraquí Bagdad TV había asegurado que el viceprimer ministro se encontraba "herido grave" por la explosión de una bomba, aunque más tarde la cadena oficial "Al Iraqiya" aseguraba que se encontraba solo con heridas leves y se recuperaba en un hospital de la capital.

Las fuentes policiales aseguran que fue un suicida el que intentó atentar contra el viceprimer ministro cuando salía de la mezquita Mariam Kerrada, cercana al ministerio de Exteriores.

Salam al Zubai es de confesión suní, con lo que se sospecha que detrás del atentado pueden estar grupos chiíes, aunque también podría tratarse de suníes descontentos con su participación en el Gobierno.

Ayer, los grupos insurgentes dieron muestra de su fuerza con el atentado que perpetraron a solo 50 metros del lugar donde el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, celebraban una rueda de prensa.

El atentado causó una enorme sacudida en la sala donde se celebraba la rueda de prensa.