El negociador chino, Wu Dawei (viceministro de Asuntos Exteriores) pidió "un receso" en el diálogo y dio por terminada la "primera fase de la sexta ronda", pocas horas después de la partida de su colega norcoreano.

Kim, quien no hizo declaraciones a su llegada al aeropuerto de Pekín (donde le esperaba un avión de Air Koryo) decidió marcharse de Pekín y abandonar las negociaciones ante la imposibilitad de una pronta resolución del problema bancario, que impide la llegada de 25 millones de dólares de cuentas norcoreanas desde el Banco Delta Asia al Banco de China.

El dinero, que fue congelado durante 19 meses por orden de EEUU y motivó un año de fuertes tensiones, no puede ser transferido debido a la negativa del Banco de China a aceptarlo, según reveló el negociador ruso Alexander Losyukov, quien hoy también abandonó las conversaciones, por compromisos en Moscú.

Fuentes próximas a las conversaciones aseguraron a medios extranjeros que el problema reside en que las cuentas están a nombre de ciudadanos norcoreanos fallecidos o que no residen en Macao (sede del Banco Delta Asia).

Fuentes del banco consultadas por Efe no quisieron confirmar este punto, mientras que una fuente de la Autoridad Monetaria de Macao señaló a la prensa extranjera que el polémico dinero podría llegar al Banco de China hoy mismo.

Washington acusó al banco macaense -que continúa sancionado por el Tesoro de EEUU- de haber ayudado a Corea del Norte en actividades ilegales, como el blanqueo de dinero procedente del contrabando de armas o la falsificación de dólares.