En el momento del incendio en el edificio se encontraban 97 personas, precisó a la agencia rusa Interfax una fuente del Centro Regional Sur del Ministerio de Emergencias.

En estos momentos, dijo, los equipos de rescate continúa la retirada de escombros.

Por su parte, una fuente de la policía local dijo a la misma agencia que muchas de las víctimas perecieron asfixiadas por el humo debido a que los bomberos, precisó la fuente, llegaron al lugar de la tragedia casi una hora después de que se produjera la señal de alarma.

"El conserje de la residencia llamó a los bomberos a las 01.11 locales de la madrugada, un minuto después los bomberos partieron para el lugar, al que llegaron solo a las 02,05", precisó Tatiana Kobzarenko. jefa del servicio de prensa del Centro Regional Sur.

Semejnate retardo se debe a que en la localidad de Kamyshevátskaya, donde se encontraba la residencia, no hay equipo de bomberos y el más cercano tuvo que acudir desde la capital del distrito, Yeisk, a unos 50 kilómetros.

Con motivo de la tragedia el fiscal de la región, Leonid Kerzheniuk, ordenó instruir una causa penal e iniciar las investigaciones pertinentes.