El accidente tuvo lugar en la tarde de ayer en el distrito de Muding, de la prefectura autónoma Yi de Chuxiong, cuando el minibus en el que viajaban las víctimas se salió de la carretera y se despeñó.

El vehículo, que pertenece a la empresa Chuxiong Transportation Group, cayó en un valle cubierto de bambú.

Esta zona de la cordillera de los montes Himalaya es muy peligrosa, debido a los profundos desfiladeros y a la carencia de medidas de protección en muchas de sus carreteras locales.

Diez de los pasajeros murieron al instante y los otros cuatro al ser transportados al hospital.

Los doce heridos se encuentran hospitalizados y están recibiendo tratamiento médico.

En 2006 murieron en accidentes de tráfico 89.455 personas, según cifras oficiales que convierten a China en el país con mayor siniestralidad vial del mundo.