Según la televisión libanesa LBC, en las cercanías de Nabatiye seis miembros de una misma familia quedaron sepultados bajo los escombros de un edificio alcanzado por un obús israelí.

La otras seis personas, todas ellas civiles, perdieron la vida durante el bombardeo israelí de la aldea meridional de Ain Arab, anunció la emisora la Voz del Líbano.

Según las mismas fuentes un puesto de la policía cercano a Nabatiye fue también blanco del fuego israelí.

Los bombardeos, además de haberse centrado en el sur del país,, han llegado al este de Líbano, considerado junto al sur, feudos de Hizbulá.

Por otra parte, tres aviones, uno jordano, otro egipcio y un tercero de Emiratos Arabes Unidos, han aterrizado en el aeropuerto de Beirut con 54 toneladas de alimentos y medicamentos de dichos países destinados a los desplazados libaneses, según la Agencia libanesa de noticias.