El Gobierno iraní expresó ayer su rechazo hacia la propuesta presentada ayer por la Unión Europea (UE) con el fin de resolver la crisis suscitada por el programa nuclear iraní, calificando la oferta de Alemania, Francia y Reino Unido de "inaceptable". Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Exteriores, Hamid Reza Asefi, aseguró que Teherán sigue queriendo negociar con los europeos.

"La propuesta de los europeos carece de los elementos que garantizan los intereses de Irán, se contrapone al espíritu del Tratado de No Proliferación (TNP) y contradice el Acuerdo de París", afirmó Asefi, precisando que "daremos una respuesta completa a esta proposición, pero es necesario decir que Europa no ha cumplido con su deber ni con sus compromisos".

Asefi, que ofreció una rueda de prensa tras la investidura del nuevo presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, destacó la ausencia de cualquier mención acerca del enriquecimiento de uranio en la propuesta entregada por los europeos, calificando este hecho como algo "inaceptable" para Irán. "En toda propuesta que se presente se debe contemplar el derecho de Irán para enriquecer uranio", subrayó.

Destacó que los europeos han indicado que la propuesta entregada es la "base", y que no es el "techo" de las propuestas. "Lo mejor habría sido que hubiesen presentado el `techo´ y que no basen su política en la pérdida de tiempo", agregó.

Dispuesto a negociar

Pese a todo, dijo que Irán sigue estando dispuesto a continuar las negociaciones. En cuanto a la convocatoria de una reunión de urgencia del consejo de gobernadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) el próximo martes a petición de los europeos, consideró que "semejante reunión carece de justificación legal y es para ejercer presión política sobre Irán y declararle una guerra psicológica a la república islámica".

Por su parte, Ahmadineyad afirmó en su investidura, en el que no hizo referencia a esta cuestión de forma directa, que nada podrá debilitar a una nación consolidada como Irán. "Nuestra nación siempre se ha enfrentado al despotismo nacional y a la agresión extranjer; aunque respetamos las normas internacionales, nunca nos rendiremos a peticiones ilegales".