Así se celebraba la Peregrina cuando el color aún no tintaba las fotos

-
El santuario se iluminaba, dibujando la silueta de sus torres; las carrozas de las Batallas de la Flores eran más sencillas pero vistosas; y la noria y el tiovivo eran las únicas atracciones.