Actualidad

Seat Coches Históricos gana el Rally de las Princesas

El Seat 124 Sport conducido por Renata Zanchi, con Ingrid Peeters a su derecha, consiguieron la victoria en la categoría de clásicos del 72 al 76 del 21º Rally des Princesses.

Seat Coches Históricos gana el Rally de las Princesas

Seat Coches Históricos gana el Rally de las Princesas

Telva Somoza

Hace justo una semana la plaza Vendôme, situada en el corazón más lujoso de París, daba la bienvenida al Rally des Princesses. Más de 75 coches clásicos, de hasta 1980, se citaban en un encuentro 100% femenino que ya va por su 21ª edición. A nuestra llegada con los Seat 124 Sport y 1200 Sport nadie podía sospechar que la firma española, como hace desde sus inicios, no estaba allí únicamente para lucirse. Cinco etapas más tarde y más de 1000 kilómetros después, Seat Coches Históricos hacía historia (valga la redundancia) al levantar uno de los premios de este sofisticado rallye de regularidad. El 124 Sport, con Renata Zanchi al volante e Ingrid Peeters como copiloto, podrá lucir orgulloso el trofeo de vencedor de la categoría IV, que acoge a los modelos desde 1972 a 1976, además de firmar un merecido top 20 en la general.

Con su nombre lo dice todo. Este prueba francesa se caracteriza por el espíritu premium y lujoso que le acompaña a lo largo de la semana de tramos lineales, con hoteles cinco estrellas y buffet libres al estilo estrellas Michelin.  La aventura nos llevó por pueblos encantadores, terminando siempre al lado del mar con el siguiente recorrido:

1a Etapa: París - Le Touquet

2a Etapa: Le Touquet - Deauville

3ra Etapa: Deauville - Dinard

4rta Etapa: Dinard - La Baule

5a Etapa: La Baule - La Baule

Las damas allí presentes podrían pasar por auténticas princesas, nadie dice que no las hubiera de verdad, mujeres “de bien” y empresarias de éxito. Eso no quiere decir que se trate de un paseo, ni mucho menos. Centenares de apasionadas de los clásicos de toda Europa tienen el Rallye des Princess en mente.

Probablemente lo pintan en rosa, sí, pero lo marcan en el calendario como un desafío a compartir con amigas, hijas o copilotos profesionales en busca de la victoria. La tensión está servida y cada scratch se lucha al segundo. En la carretera nadie entiende de coronas y la competitividad entre mujeres, eso lo sabemos todos, es de lo más dura. Sino que se lo digan a Renata, modelo y presentadora del catalán “Tu sí, tu no” de TV8, que, tras una victoria en la especial número 16, vio como desaparecía su hito al cancelarse el tramo por un accidente treinta coches atrás. Esta decisión devolvía al podio general a tres equipos franceses, desbancando un tándem conformado por una italiana y una belga.

El proyecto de Seat Coches Históricos

Lances de carrera a parte, este Rally des Princess ha demostrado, una vez más, el gran trabajo del equipo de Seat Coches Históricos en este tipo de pruebas. Tras la llegada de Isidre López al departamento en 2014, los clásicos de la firma española abandonaron el anonimato para dejar atrás el polvo del abandono. Gracias al cambio de rumbo, y una acertada decisión de la presidencia, podemos disfrutar del brío y el carácter de coches como el Seat 1200 Sport y el Seat 124 Sport en encuentros internacionales como el Montecarlo, el Rally Motul Costa Brava Históricos y el Catalunya Històric, entre otros.

A los auténticos “petrolheads” nos gusta ver a las máquinas en movimiento, más allá de un museo que, esperamos, abra sus puertas al público algún día. La nave A-122, por ahora, seguirá siendo un recinto privado al que algunos pocos hemos podido acceder. Incluso siendo una de las afortunadas, jamás lo cambiaría con el placer de conducir el Seat 1200 Sport por la costa de Normandia. El renombrado como Bocanegra, y una servidora, completamos una nueva prueba de regularidad juntos, esta vez abierta. La primera experiencia fue en el pasado Costa Brava y enseguida surgió la conexión.

Mi compañero, el Bocanegra

Lógico si tenemos en cuenta que estoy acostumbrada a una nueva generación de turismos más seguros, potentes y fiables, pero que generan una cuarta parte de las sensaciones que este coupé. Es el primer modelo desarrollado íntegramente por Seat, sin contar con Fiat, y su carrocería también es catalana, concretamente de los especialistas de Inducar situados Terrassa. Lo más curioso es que la firma no tuvo que inventar gran cosa dado que el motor es el del Seat 124, colocado en posición transversal, y la plataforma es la del 127 con la caja de cambios del 128.

Todo un ejercicio de optimización de recursos que da como resultado un coche de lo más equilibrado, con un reparto de pesos del 51% delante y el 49% atrás. Más allá de los datos, al volante se siente sorprendentemente estable y con un balanceo en curva que, finalmente, se convierte en un aplomo casi moderno para salir de ella. Eso sí, la frenada es del 67, como el coche, así que tuvimos que aprender a ser previsoras tras alguna que otra clavada de frenos.

Pese al buen “feeling” con el Bocanegra los resultados no acompañaron. En mi caso compartí experiencia con Clémence de Bernis, periodista francesa y presentadora del famoso programa Turbo. Nuestra predisposición compensó la falta de conocimiento del dispositivo Blunik, necesario para calcular en tiempo real las medias de velocidad. Pese a las primeras y frustrantes etapas, conseguimos crear nuestra estrategia mediante los tiempos por tramo y hacer algún que otro top 20 en las especiales. Un motivo más para repetir y resarcirnos del sabor agridulce de los puntos.