El vehículo eléctrico ha dejado de ser el futuro para ser una realidad. Las matriculaciones de este tipo de vehículos, crece de forma constante y continua mes tras mes, y desde el concesionario oficial Hyundai en Vigo, Hyupersa, ubicado en la Estrada de Camposancos número 6, y en la Avenida de Pontevedra 98 de Vilagarcía, quieren hacer una reflexión sobre los beneficios de la adquisición de un vehículo eléctrico.

Hyupersa representa a una marca que es la única Full Electric, Full Power que tiene las cinco tecnologías eléctricas circulando por la calle. Híbrida 48V, híbrida, híbrida-enchufable, eléctrica y pila de hidrógeno. Esta forma de pensar es la que los ha situado en la vanguardia de la tecnología ECO, desarrollando vehículos como el Hyundai Ioniq, que es el único coche del mundo que ofrece tres tecnologías eléctricas: híbrida, híbrida-enchufable y eléctrica bajo una misma carrocería.

Hay que olvidar la idea de que el vehículo eléctrico no tienen muchos kilómetros de autonomía. Un vehículo eléctrico normal cubre entre 250 a 400 kilómetros con una sola carga. Algunos pueden incluso superar esta cifra a más de 600 kilómetros, como el Kona Eléctrico de Hyundai que llega hasta 619 kilómetros de autonomía en conducción en ciudad. No obstante, para un trayecto muy largo, Hyundai pone a tu disposición un vehículo de sustitución convencional gratuito, para estos desplazamientos puntuales.

Modelos de Hyundai disponibles en Hyupersa

Otro de los mitos que rodean al vehículo eléctrico es el del cargador. Con Hyundai el cargador no es un problema. El punto de recarga y su instalación están incluidos, de forma gratuita, con la compra de cualquiera de sus vehículos eléctricos. Además, a día de hoy, hay más de 5.000 puntos de recarga públicos en España para poner a punto el coche eléctrico. Y siguen creciendo exponencialmente.

Pero uno de los puntos que más frena a los compradores es el del precio del vehículo eléctrico. ¿Hay que sacrificar la cartera? Ya no. Cada vez hay opciones más asequibles en el mercado para la conducción eléctrica. Además del ahorro de energía, parte de esa energía se regenera mientras se conduce, los vehículos eléctricos tienen un 60% menos de piezas, por lo que hay menos elementos sometidos a desgaste y mantenerlos es más barato. Así, los frenos se desgastan menos gracias a tecnologías como la frenada regenerativa. Junto a esto, hay más puntos de ahorro para los dueños de vehículos eléctricos: el carburante, exención de pago del impuesto de matriculación y zonas de estacionamiento regulado, etc.

Los vehículos eléctricos no son más lentos, ya que son capaces de acelerar igual de rápido o más que el resto. El Kona Eléctrico dispone de hasta 204 CV y alcanza los 100 kilómetros/hora en 7,9 segundos. En un vehículo eléctrico, tenemos toda la potencia disponible desde que arrancas. Así la sensación de velocidad parece mayor que en un vehículo convencional.

No hay que temer a que los coches eléctricos tengan menos seguridad. Estos vehículos pasan las mismas pruebas de seguridad en caso de impacto (evaluadas por organismos oficiales, como Euro NCAP) que los automóviles de gasolina y diésel, y deben cumplir con los mismos estándares de seguridad. Además, todos los modelos eléctricos de Hyundai han recibido la máxima calificación (5 estrellas) en dichas pruebas.

Modelos de Hyundai disponibles en Hyupersa

¿Miedo por la cobertura de averías? Hace diez años era más complicado encontrar aseguradoras que te cubriesen los problemas de tu coche, pero hoy en día todas cuentan con servicios para vehículos eléctricos.

Hyundai ofrece una amplia gama, con el Kona en versión eléctrica e híbrida. El Ioniq es el único modelo que ofrece tres alternativas, eléctrico, híbrido e híbrido enchufable. A esta gama se une ahora el Tucson HEV híbrido con una batería de 48 V.

Alternativas para todos los gustos y con todos los posibles beneficios de las campañas de ayudas gubernamentales, que facilitan de forma muy importante la adquisición de un vehículo eléctrico.

'¿Quieres probar un Hyundai Eléctrico? Reserva tu cita previa aquí, sin compromiso.