Ford le ha dado una vuelta al mercado de los SUV B con el nuevo Puma. Un modelo de marcado carácter deportivo que sirve de puerta de entrada al universo del todo terreno. Con 4,18 metros de longitud, Ford ha apostado por una imagen de marcado corte deportivo al más puro estilo coupé. Un diseño que rompe de manera clara con el modelo al que sucede, el EcoSport, para diferenciarse de manera clara del resto de la cada vez más nutrida competencia. La gama Puma está disponible en los acabados ST-Line X de mayor enfoque crossover y Titanium, éste último de enfoque más elegante y con detalles de diseño propios como su calandra específica y terminaciones de colores y acabados. A partir de abril el catálogo se completará con la versión ST-Line. Con 456 litros de capacidad, el espacio disponible en el Puma es excelente.