La experiencia siempre es un grado y en un momento de extraordinario auge y muchas novedades en el segmento SUV, un gran experto como el Subaru Forester lleva cuatro generaciones, desde 1997, demostrando que es una de las mejores opciones a la hora de combinar las fortalezas de un SUV 4WD con las de un turismo.

Con la entrada del nuevo año, el Forester recibe una serie de actualizaciones que le vuelven a colocar como uno de los referentes de un segmento muy competido, presentando como virtudes principales un destacable nivel de seguridad activa pasiva y preventiva, combinado con su difícilmente igualable versatilidad dentro y fuera del asfalto.

Exteriormente el Forester 2019 se distingue porque ahora todos los acabados incorporarán el frontal más deportivo y moderno que antes diferenciaba al acabado tope de gama Executive Plus. Además, añaden a su equipamiento de serie unas molduras en los pasos de rueda, que le dotan de un aspecto aún más todoterreno.

En el interior se han actualizado las molduras del panel de instrumentos, ofreciendo un aspecto más deportivo. Asimismo, se ha modificado el suelo del maletero consiguiendo una mayor durabilidad gracias a la utilización de material PVC repelente al agua, y a la incorporación de cuatro guías en el suelo para que el equipaje deslice mejor a la hora de cargarlo. El nuevo acabado Sport, de acceso a la gama pero con toda la seguridad de serie, está disponible desde un atractivo precio de 27.900 euros.

La gama 2019 consta de 3 versiones gasolina, tres de ellas asociadas al motor 2.0i de 150CV (Sport desde 27.900€, Sport Plus desde 30.450€ y Executive desde 33.150€). El consumo combinado del Forester en el exigente ciclo WLTP es de 8,8 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 169 gramos por kilómetro en ciclo NEDC correlado.

El Forester ofrece por 1.750€ adicionales en cada una de sus versiones la interesante opción gasolina + GLP, reafirmando el compromiso de la marca con la protección del medioambiente.