El Perte Mar-Industria reduce la inversión mínima para abrirse a más empresas

Las bases aprobadas por el Gobierno bajan de 2 a 1,5 millones la cuantía a financiar hasta en un 50% para que proyectos “no tan grandes pero muy competitivos” opten a fondos

Profesionales del sector conservero trabajando en una planta gallega, en una imagen de archivo.

Profesionales del sector conservero trabajando en una planta gallega, en una imagen de archivo. / Miguel Muniz Domínguez

La Comisión Europea dio su OK el pasado mes de abril a la línea de apoyos que desplegará el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para satisfacer las necesidades de crecimiento de la industria transformadora pesquera y acuícola. Un total de 40 millones de euros englobados bajo el denominado “Perte Mar-Industria”, que finalmente se abrirá a más empresas al rebajar la inversión mínima precisa para acceder a su financiación. El Consejo de Ministros aprobó ayer las bases reguladoras para estas ayudas, con cargo a fondos europeos, y la principal novedad es que se ha reducido de 2 a 1,5 millones de euros el importe exigido a las firmas candidatas, cuya convocatoria conocerán antes de que finalice el verano. Se permitirá financiar hasta el 50% de la inversión de los proyectos, con un tope de 5 millones de euros –2,5 millones de euros por año– y siempre que se ejecuten antes del 30 de junio de 2026.

Para Roberto Alonso, secretario general de Anfaco-Cecopesca, es un acierto que el departamento de Luis Planas haya optado por ampliar el radar y asegurar que planes “no tan grandes pero muy competitivos” no queden excluidos. Fue una de las reivindicaciones de la patronal conservera, que ve “con buenos ojos” la reducción –frente a la propuesta inicial que se incluía en el borrador– y permanece “muy atenta” a la fecha exacta en la que se publicarán el resto de detalles.

A falta de conocerse los pormenores, fuentes del gremio remarcan que “se incluyen todas las temáticas y necesidades”. Y esperan que “sea un éxito mientras se convoque y articule conforme a lo esperado”. Todo apunta, según las voces consultadas por FARO, que pese a que en un principio la línea de apoyos fue anunciada por el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, se hará cargo de su coordinación el MAPA, “demostrando la excepcionalidad de este sector”. Se estima que lo hará la Secretaría General de Pesca.

Una petición del sector

Los fondos se enmarcan dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), y llegan para atender las demandas de la industria transformadora pesquera y acuícola. En julio de 2022, este periódico adelantó que se había quedado fuera del Perte Agroalimentario, que había sido aprobado en el Consejo de Ministros celebrado el 8 de febrero de ese año y que contaba con una inversión pública de 1.800 millones de euros. Conforme explicaron desde Industria, por las reglas de competencia interna de los Veintisiete. Sin embargo, ante la insistencia de organizaciones como Anfaco-Cecopesca y Conxemar, el Gobierno de España se dispuso a buscar una financiación para estas empresas, tal como confirmó el propio ministro de Pesca durante su última visita a la feria Conxemar.

Fuentes del MAPA indicaron en abril que el visto bueno de la Comisión Europea ha sido un “hito”, una victoria tras un tema “complicado” en el que Luis Planas “se ha implicado al máximo para que saliera adelante”. Si bien Jordi Hereu había avanzado otros 10 millones de euros en préstamos –eran 50 millones de euros entre ayudas y créditos–, hubo “escaso interés por esta figura” por parte del sector en las consultas mantenidas y no se concedieron, aunque no se descarta incluirlos si así lo reclama el gremio.

Suscríbete para seguir leyendo