Hasta 64% DTO Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los atuneros españoles del Índico, contra las cuerdas: “Se quieren cargar a la flota”

La comisión IOTC plantea reducir a la mitad las boyas que utilizan los cerqueros para atraer a los peces y prohibir los maciceros | La UE busca aliados costeros para frenar la ofensiva

El atunero español “Albacan”, junto a reefer en Islas Mauricio. | // FDV

La flota de atuneros congeladores es la que ha experimentado una mayor renovación en los últimos años, con unidades como el Monteraiola (del astillero Freire Shipyard), Galerna Lau (Armón Gijón), Txori Zuri (Murueta) o Aterpe Alai (Zamakona Yards). Es un segmento de flota vital para la industria española –principalmente de capital vasco pero con buena parte de tripulación gallega– y el autoabastecimiento de un recurso de enorme demanda, tanto para el mercado de conserva como para el de elaborados, congelado o refrigerados. Pero, para la que opera en las extensísimas aguas del Índico, el panorama se ennegrece a marchas forzadas. La Comisión del Atún del Océano Índico (Indian Ocean Tuna Commission, IOTC), que se reúne estos días en Mombasa (Kenia), ha puesto sobre la mesa una propuesta que supone un ataque a la línea de flotación del arte del cerco. “Se quieren cargar a la flota y echarnos de allí”, condena el gerente de la Organización Productores Asociados Grandes Atuneros Congeladores (Opagac), Julio Morón.

Los atuneros españoles del Índico, contra las cuerdas: “Se quieren cargar a la flota”

Los cerqueros congeladores utilizan un sistema de balizas o boyas –cada vez más, hechas con materiales biodegradables–, que distribuyen en mar abierto y al que se acercan bancos de peces para resguardarse de depredadores. Una especie de señuelos localizados, plantados por buques auxiliares (maciceros), alrededor de los cuales se despliegan después los aparejos aprovechando la concentración de peces. Se denominan FAD (Fish Aggregation Device), y cada pesquero está habilitado a repartir 300 de estas balizas en aguas del Índico. Pero sobre la mesa está una reducción drástica e inmediata, rebajando esta capacidad a 150 FADs y con una veda de tres meses. “Es una verdadera locura”, abunda Morón, que participará desde este martes en las reuniones en la ciudad africana. Asisten también los responsables de Flota del grueso de las armadoras españolas, así como la directora del grupo atunero de la patronal europea Europêche, Anne-France Mattlet.

El factor John Burton

La IOTC, abundan fuentes del sector, está bajo la influencia de algunos grupos medioambientalistas, que aseguran que la disposición de FADs esquilma las pesquerías. Países como Maldivas o Kenia están muy influenciados por algunas entidades que pagan viajes, excursiones... Confunden a la gente con argumentos ante los que la Unión Europea tiene después muy poco margen de maniobra”, detallan. Estas fuentes señalan, por ejemplo, al empresario británico John Burton y la ONG International Pole and Line Foundation (IPNLF). “De lo que se trata es de querer eliminar los FADs y prohibir los maciceros”.

La práctica de la pesca de túnidos para la flota española quedaría completamente descapitalizada a nivel técnico. La delegación comunitaria ha planteado, para contrarrestar esta posición de máximos, una reducción de 300 a 280 balizas, con la vista puesta en una reducción posterior hasta las 260. “Se está trabajando con las Seychelles –es un punto neurálgico para esta flota de capital español– y con más países costeros, hay que intentar parar esto y lograr que apoyen a la Unión Europea”, complementa Morón.

Detrás de estos maximalismos también, a juicio de las mismas fuentes, figuran países como India. “Ellos quieren pescar lo que les dé la gana, sin rendir cuentas a nadie, y a nosotros echarnos de allí”.

El transcurso de las negociaciones se sigue con la máxima atención desde los puertos de Bermeo o Ribeira, aunque previsiblemente no será hasta el día 5 cuando se conozca la decisión final de esta comisión. Son en torno a una veintena los cerqueros congeladores que operan en aguas supervisadas por el IOTC bajo pabellón español, sin contar con buques auxiliares, de transporte de pescado congelado o con los pesqueros que operan con otras banderas pero de capital vasco o gallego.

Los FAD

Las balizas

El uso de estos elementos se ha reducido de forma considerable –antes se desplegaban hasta 500 por barco–, amén de proliferar los que se elaboran con materiales biodegradables y de origen vegetal. Se conocen como FAD, por sus siglas en inglés (Fish Aggregation Device).

Compartir el artículo

stats