El único tripulante de un velero ha sido rescatado en helicóptero en buen estado después de que su embarcación se quedase sin impulso, por lo que acabó embarrancada en la playa de Ladeira de Corrubedo, en el municipio coruñés de Ribeira. Se trata del regatista francés Erwan Thibouméry, que participaba en la regata La Route du Rhum a bordo de un trimarán y se dirigía a A Coruña tras sufrir problemas en sus velas y motor, informó la web oficial de la regata.

Apenas unas horas antes, este lunes, hubo otro rescate en Estaca de Bares con un fallecido y un herido al volcar su embarcación.

Como recoge la agencia Efe,Thibouméry, patrón del Interaction, había informado a los directores de la regata de que tenía problemas con sus velas de proa y planeaba regresar a Vigo el domingo. A esos problemas se sumaron un fallo en el motor que le impedía maniobrar adecuadamente en un mar embravecido y con fuertes vientos que lo empujaron a la costa. Este martes, el patrón solicitó asistencia y los equipos de Salvamento Marítimo se dirigieron a la zona para trasladarlo a tierra.

Salvamento Marítimo informó de que el barco se quedó sin energía a bordo y, tras pedir asistencia, el Centro de Coordinación de Salvamento Finisterre movilizó la embarcación Salvamar Sargadelos, que intentó darle remolque en reiteradas ocasiones sin conseguirlo. La meteorología adversa y la nocturnidad hicieron imposible el operativo de remolque y el trimarán acabó embarrancado en la playa de Ladeira, en Corrubedo (A Coruña).

El Helimer 402 rescató al único tripulante de la embarcación y se encontraba en buen estado, sin que necesitara asistencia médica. Le trasladó al Aeropuerto de Alvedro, donde el helicóptero aterrizó a las 5 de la madrugada.

Manuel Capeáns, jefe del Centro de Coordinación Finisterre, explicó que "fue una emergencia muy complicada" y se mostró satisfecho de haber podido rescatar al tripulante en "condiciones extremas".