Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escasez de tripulantes en la flota crece: “En cinco años viviremos un gran problema”

La dificultad para completar tripulaciones se agudiza para las pesqueras por la falta de relevo generacional | “Necesitamos homogeneidad con titulaciones de otros países”, pide Orpagu

Pescadores descargando en el puerto de Portonovo. Rafa Vázquez

Antes del estallido de la pandemia de COVID, la flota de Vigo había impulsado una novedosa FP dual de la mano del Instituto Politécnico Marítimo-Pesqueiro do Atlántico. Su idea era la de formar a bordo de arrastreros y palangreros a los estudiantes que optaban por buscarse un futuro en el mar. En aquella ocasión era para el ciclo superior de mecánico mayor naval y se trataba de una demanda que ya acumulaba varios años entre los armadores. La falta de relevo generacional en la profesión, en especial en los mandos de los buques, lleva tiempo siendo un problema, pero con cada generación se agrava, algo que quedó patente también durante el evento de referencia del sector en la capital pesquera europea, Vigo. Entre los expositores de Conxemar reina la incertidumbre con este problema, que creen que se agravará en los próximos años según se vayan jubilando los oficiales actuales.

El responsable de Moradiña, Juan Barreiro, recuerda que “cada vez es más complicado”. “Nosotros de momento no nos podemos quejar, porque hace tiempo que trabajamos la cantera”, comenta. En Freiremar, empresa armadora con casi una decena de buques, viven una situación parecida y van “aguantando” porque, como dice Sergio Mosquera, responsable de exportación, “llevan mucho tiempo en la empresa”.

Sin embargo, es precisamente esta realidad, generalizada, la que a juicio del sector desembocará en un contratiempo en el futuro. “En cinco años todos viviremos un problema terrible porque, si te fijas, la mayoría de los capitanes rondan los 50 años”, apunta Adrián Fernández, de Gandón. A su juicio, el tema del relevo generacional es una situación “dura” y aunque el sector intenta ponerle remedio, como fue por ejemplo el lanzamiento de la FP dual en Vigo, el mar sigue sin interesar a la gente joven.

De hecho, Conxemar era estos días un ir y venir de jóvenes estudiantes del instituto situado en Beiramar, invitados por las empresas, como es el caso de la propia Gandón. “Facilitamos pases para que estén cerca del sector”, comenta Fernández.

Titulaciones

Muchos buques de las pesqueras de Vigo están trabajando en aguas comunitarias, pero otra gran cantidad lo hace fuera. La flota de larga distancia es la que más problemas encuentra, por las mareas largas y también por otra realidad que apunta la gerente de la Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu), Juana Parada. “Hay casos es que casi la única solución que encontramos es contratar a tripulantes de otros países, pero ahí encontramos otro problema”, explica, “porque necesitamos homogeneidad con las titulaciones para que puedan embarcar”.

La opinión de Parada, que dirige una flota de medio centenar de palangreros de superficie, es la que opinan muchos en el sector. “Esto nos abriría todo un abanico de posibilidades”, añade, “aunque claro que siempre preferimos llevar a nuestra gente de aquí”.

Compartir el artículo

stats