Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francia aspira a explotar más bateas gallegas para producir ostra rizada

Los galos buscan alianzas para aumentar la capacidad y compensar los problemas que tienen en su país

Descargas de ostra rizada con destino al mercado francés, en el muelle de O Grove. | // M. MÉNDEZ

Galicia, con polígonos bateeiros habilitados expresamente para el cultivo de ostra en las rías de Vigo (Redondela) y Arousa (Cambados y O Grove), envía la práctica totalidad de su producción a Francia, considerado, a su vez, el principal país productor y consumidor de este recurso.

Pero los franceses llevan demasiado tiempo arrastrando problemas y se ven incapaces de atender toda la demanda de ostra rizada que reciben. Situación que ha empeorado notablemente en lo que va de verano, debido a las altas temperaturas que tienen que soportar y afectan al ciclo de cultivo.

Ostra cultivada en Arousa para Francia. M. MÉNDEZ

Es por ello que los galos han decidido multiplicar el número de pedidos de ostra rizada que realizan habitualmente a sus proveedores gallegos, aún a sabiendas de que ni siquiera eso basta para satisfacer los pedidos.

Es por ello que hay empresarios franceses en contacto con otros gallegos para ampliar horizontes y entablar nuevas líneas de colaboración.

El principal objetivo de los galos, según indican las industrias depuradoras y comercializadoras consultadas, es conseguir capital gallego y colaboración para que la capacidad productora habitual de ostra rizada aumente de manera significativa.

Esto quiere decir que hay un enorme interés por comprar o alquilar bateas que puedan dedicarse a ello, teniendo en cuenta que en la actualidad hay muchas “que están infrautilizadas”, confiesan los ostricultores.

La actividad del puerto grovense de O Corgo ligada al cultivo de ostra rizada. M. MÉNDEZ

Cabe apuntar que una de las líneas de colaboración habituales entre franceses y gallegos guarda relación con la semilla que envían desde el país vecino.

Una reserva mundial

Allí el cultivo se hace en zonas intermareales, y el crecimiento de la ostra es mucho más lento que en los criaderos naturales que son las bateas de rías como Arousa, una de las principales reservas mundiales de fitoplancton.

Lo que se está haciendo es mandar los alevines franceses a Galicia para que crezcan rápido en los viveros flotantes de sus rías, y cuando alcanzan el tamaño comercial deseado se descargan en puerto y se envían en camiones de vuelta a casa, al otro lado de los Pirineos.

Crece más rápido y con más carne

Ostricultores arousanos que realizan sus operaciones de limpieza y descarga de ostra rizada en el puerto de O Corgo, explican que su producto tiene “una enorme calidad” y que en los polígonos bateeiros de O Grove y Cambados –donde también se obtiene ostra plana– “crece más rápido”.

De ahí, atestiguan, que la demanda de los franceses no deje de aumentar. Esto se debe tanto a las dificultades que atraviesan los productores y depuradores franceses como al hecho de que “la ostra rizada de la ría de Arousa tiene más carne”.

Uno de los ostricultores arousanos añade que desde sus bateas “están saliendo alrededor de 1.300 toneladas anuales de rizada”.

Compartir el artículo

stats