Distintas organizaciones ecologistas celebraron ayer que la Asamblea de Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas en inglés) haya dado un paso adelante en la reivindicación de una moratoria de la minería submarina en aguas internacionales, solicitando una “pausa” que frene el avance de esta actividad.

Según explicaron, esta demanda se produce en un momento crítico, en el que varios Estados pretenden forzar que se autorice el inicio de la explotación en 2023. Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF celebraron de forma específica, la posición española en este sentido e instan a que se promueva dentro de la ISA una moratoria firme.

La propuesta, de Chile, ha sido secundada también por Costa Rica y Brasil.