Empieza a ser habitual que los grandes cetáceos visiten la costa gallega cada verano. La llegada de ballenas azules, orcas, tiburones de diferentes familias, delfines, marsopas y otras muchas especies se ha convertido en la agradable noticia de cada temporada estival.

Pero ahora ya no son noticia por el simple hecho de dejarse ver alimentándose en Galicia, cada vez con mayor frecuencia, sino también porque los grupos de comensales que forman parecen más grandes cada día que pasa.

De ahí que empiecen a detectarse importantes y sorprendentes agregaciones de animales que dan cuenta de la abundancia de alimentos y, en consecuencia, de la riqueza que encierran las aguas de las Rías Baixas.

Ballenas fotografiadas ayer en la costa de las Rías Baixas. BDRI

Así lo confirma el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI), el centro de investigación que en los últimos años más ha podido avanzar en el seguimiento de los cetáceos gracias al proyecto “Balaenatur”, financiado por el Gobierno de España y dirigido, por ejemplo, a estudiar la presencia de las ballenas azules en Galicia y su exposición al cambio climático.

En dicho centro de estudios e investigación, que tiene su puerto base en O Grove y al que se suman cada año decenas de estudiantes de diferentes partes del mundo, constataron ayer la presencia de 53 ballenas comunes y una azul alimentándose en una misma zona, un lugar no muy lejano de la costa frente a las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa.

41

El BDRI completa otra exitosa temporada Manuel Méndez

Esos 54 rorcuales “marcan un nuevo récord de ejemplares diferentes presentes en una jornada”, aseguran en el BDRI, cuyos miembros han podido, además, documentar las diversas agregaciones formadas, alguna de las cuales “llegó a alcanzar los veinte ejemplares en áreas muy reducidas”.

De ahí que Bruno Díaz López, el doctor en Ecología por la Universidad de Burdeos que dirige el BDRI, no dude en asegurar que se trata de “una concentración de ballenas sin precedentes en los años anteriores”, mostrando sus deseos de que sea una prueba más “de la recuperación de estas especies en nuestras aguas”.

40

Diario de a bordo en el "Chasula": aves pelágicas, delfines y ballenas azules Manuel Méndez

Y todo parece indicar que así es, de ahí que este nuevo e importante avistamiento se produzca apenas cinco días después de que el propio BDRI localizara dos ejemplares de ballena azul frente a la costa de las Rías Baixas, confirmándose, de este modo, que el animal más grande del planeta ha recuperado la costa gallega en sus rutas migratorias en busca de alimento.

Esas dos ballenas azules, cabe recordar, no estaban solas, sino que las acompañaba en su banquete en el “restaurante” de las Rías Baixas un grupo de quince rorcuales comunes, por lo que se trataba de “una agregación muy importante y esperanzadora con la que dar por iniciada la temporada de avistamientos”, explicaba el BDRI.

15

Las visitas más extrañas a las costas gallegas en 2020: de ballenas azules a ataques de orcas

Lo ocurrido ayer confirma el interés de los cetáceos por estas aguas, máxime cuando se superan agregaciones tan importantes como las documentadas el pasado otoño.

Un mapa en el que se muestra la zona de distribución de las ballenas azules localizadas. BDRI

Hay que tener presente que en octubre de 2021 el BDRI llegó a estudiar un total de 77 ejemplares en cuatro jornadas de trabajo, antes de toparse con un grupo formado por dos ejemplares de rorcual azul (Balaenoptera musculus) y 44 ballenas comunes o de aleta (Balaenoptera physalus). 

Tanto lo ocurrido entonces como los últimos avistamientos de ballenas será objeto de estudio en abril de 2023 durante el Congreso Europeo de Mamíferos Marinos, promovido por la Sociedad Europea de Cetáceos (ECS, por las siglas en inglés de European Cetacean Society).

Como avanzó FARO DE VIGO en su momento, va a celebrarse en O Grove, donde tiene su sede el Bottlenose Dolphin Research Institute (BDRI), que dirige Bruno Díaz López.

Él es el gran artífice de este logro, ya que presentó una ambiciosa candidatura que los integrantes del jurado encargado de designar las sedes anuales del congreso no pudieron resistir.

Se trata de una cita de carácter internacional de enorme repercusión científica que cobra también un indudable valor turístico, toda vez que puede reunir a más de un millar de personas llegadas de toda Europa, Estados Unidos y Australia.

"Es un auténtico orgullo poder acoger en nuestro pueblo un acontecimiento de estas características"

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

FARO DE VIGO ya había anunciado el 8 de mayo que el congreso podría acabar en la comunidad autónoma el año que viene. Y el día 22 el decano confirmaba que las posibilidades no dejaban de aumentar, toda vez que alguna candidatura, como es el caso Azores, decidió respaldar la propuesta de Bruno Díaz.

Unos días después el propio investigador y el alcalde de la localidad, José Cacabelos Rico, confirmaban que O Grove se ha salido con la suya y no ocultaban su entera satisfacción, convencidos de que “es una enorme oportunidad” para este pueblo arousano “y toda Galicia”.

Bruno Díaz López, director del BDRI.

Bruno Díaz López, director del BDRI.

Añadía Bruno Díaz que “todas las instituciones, e incluso las empresas privadas, pueden y deben arrimar el hombro, ya que estamos ante un evento de enorme prestigio y proyección internacional”.

Es tal su convencimiento, que llega a decir que “traer el Congreso Europeo de Mamíferos Marinos a O Grove es como conseguir la final de la Champions League para el campo del Celta de Vigo”.

Cuándo se le pregunta por qué O Grove, responde que la propuesta presentada “era realmente irresistible, y así nos lo confirmaron los responsables de la Sociedad Europea de Cetáceos”·

Además, “les gusta la idea de poder trabajar en el Atlántico después de haber pasado en los últimos congresos por Israel, Barcelona y otros puntos del Mediterráneo”, detalla el director del BDRI y miembro del Grupo de Especialistas en Cetáceos (CSG) de la Comisión de Supervivencia de Especies, perteneciente a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

42

El estudio de los delfines se intensifica y genera refrescantes imágenes Manuel Méndez

Otro de los motivos por los que se eligió a O Grove es que el BDRI cuenta con importantes contactos a nivel internacional, y que el apoyo científico para este congreso le ha llegado desde prácticamente todo el mundo.

Asimismo, Bruno Díaz tiene enorme experiencia desde hace dos décadas en el estudio de los mamíferos marinos, tanto en Galicia como en el Mediterráneo y Emiratos Árabes.

53

El estudio de los delfines en las Rías Baixas Manuel Méndez

Sin olvidar que colaboró en los dos últimos ejercicios con el Gobierno de España, a través del programa “Balaenatur”, y que es, junto a sus colaboradores, autor de numerosos trabajos de interés científico destacados a nivel internacional.