Un mujer murió y un hombre resultó herido esta mañana después de que el yate en el que navegaban encallase en el puerto de Malpica de Bergantiños, informan el 112 y Salvamento Marítimo. Los hechos sucedieron cerca del espigón, a las 07:30 horas de esta mañana, cuando el velero Prudence, de bandera francesa y ocho metros de eslora, chocó contra una zona de rocas.

Hasta el lugar acudió el helicóptero de Salvamento Marítimo Helimer 402, que rescató a las dos personas, ambas de 66 años. Una que estaba en el agua y la otra en una balsa salvavidas. La aeronave las evacuó al aeropuerto de Alvedro y desde allí una ambulancia las trasladó al Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña. Las heridas del varón salvado son leves, pero llegó al médico en estado de shock.

Nada más tener conocimiento del suceso, a través de Salvamento Marítimo, desde el Centro Integrado de Atención a las Emergencias (CIAE) 112 Galicia se solicitó la intervención de Urxencias Sanitarias de Galicia-061, de los agentes de la Guardia Civil y de Protección Civil. Además, se informó al Servizo de Guardacostas de Galicia. En el operativo, participaron la Salvamar Betelgeuse y la lancha de Cruz Roja LS Bianca.

Acantilado en el que ocurrió el naufragio del velero Cabalar (Efe)

Susto anterior en Muxía

El naufragio mortal de esta mañana no ha sido el único incidente ocurrido en la Costa da Morte en las últimas horas, ya que ayer otro velero encalló en Muxía, aunque este caso sin víctimas.

El litoral coruñés está, desde la medianoche, en alerta amarilla por vientos en el mar de fuerza 7, aunque ya ayer se registraron en la zona rachas de hasta 70 kilómetros a la hora, según los datos de MeteoGalicia.

El 112 tuvo conocimiento, a las 18:30 horas de ayer, de un velero con ocho personas a bordo que acababa de encallar en una zona de rocas en las proximidades del Santuario de A Barca. La tripulación pudo saltar a las rocas y, posteriormente, fue trasladada a la base de Protección Civil, donde recibió asistencia, aunque ninguno de sus miembros necesitó atención médica.

Fue uno de los tripulantes de la embarcación quien contactó con el 112 Galicia para dar cuenta de su situación. De manera inmediata, desde el CIAE 112 Galicia se pasó el aviso a Salvamento Marítimo, a Protección Civil, a la Guardia Civil y al Servicio de Guardacostas de Galicia.