Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota anticipa nuevas paradas por el coste del gasoil y reclama una reunión con Planas

La Federación Nacional de Cofradías quiere medidas que garanticen la supervivencia del sector | El presidente de la entidad, Basilio Otero, critica la “inviabilidad” de la industria

Flota amarrada, ayer en el puerto vigués de O Berbés. | // RICARDO GROBAS

Algo “sencillo y concreto”: una reunión con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Es lo que pide la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP) para poner sobre la mesa la “inviabilidad del sector al día de hoy” debido al encarecimiento del gasoil. Lo cuenta a FARO el presidente de esta entidad, Basilio Otero, también patrón mayor del pósito de Burela. A dicha reunión asistirían el propio ministro (o, en su defecto, la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz), el propio Otero, el vicepresidente de la FNCP y los presidentes de las distintas federaciones autonómicas. ¿Fechas? Lo antes posible: “Esta semana mejor que la que viene y la que viene mejor que dentro de dos”.

La pesca no puede permitirse esperar en un contexto en el que el precio de los carburantes está ya por encima del coste máximo con el que resulta rentable salir a faenar. Otero lo cifra en 70 céntimos, pero el presidente de la Cooperativa de Armadores del Puerto de Vigo (ARVI), Javier Touza, lo situaba hace solo unos días en los 60 céntimos. Sea como fuere, el litro de gasoil está ya por encima del euro. “Es inasumible”, protesta Otero.

“El ministro tendrá que poner sobre la mesa las medidas necesarias” para hacer que el sector sea rentable, toda vez que las que se han tomado hasta ahora “son insuficientes”, valora el presidente de las cofradías españolas. Pone como ejemplo el descuento de 20 céntimos al litro de combustible, que entró en vigor el pasado 1 de abril: “Aquel día, el gasoil estaba a 60-65 céntimos; hoy está en un euro o más”.

Lo que pide el sector

Si esta rebaja ya se la ha comido la inflación, ¿qué medidas consideran las cofradías que contribuirían a salir del bache? Otero entiende que lo que hace falta son “ayudas directas al sector, ya sea poniendo un tope al precio del combustible, como se hizo con el gas, o con descuentos directos”.

Pero esto plantea también un problema derivado, ya que, ante la mala situación económica que viene arrastrando la pesca por el encarecimiento de los combustibles en los últimos meses, las empresas están económicamente en mínimos. En este contexto, señala Otero, estas compañías van a priorizar el pago a los trabajadores frente al pago a la Seguridad Social y, si una empresa no está al día con las arcas públicas, eso la elimina como candidata para acceder a ayudas de carácter público como las que ahora pide el sector.

El presidente de la FNCP celebra que, de momento, ninguna empresa gallega del sector ha tenido que echar el cierre ni parar su actividad por el desenfrenado encarecimiento del gasóleo, pero sí ha pasado, explica, en distintos puntos del Mediterráneo español. Con todo, esta situación “no tardará en llegar” a Galicia, considera Otero.

“Aquí se da una paradoja en estos momentos”, que explica que ninguna empresa se haya visto obligada a tomar estas medidas. “En Galicia están en la campaña de bonito o están en veda, pero estas empezarán a trabajar en julio y ahí van a empezar los problemas porque no van a poder llenar el depósito”, cuenta.

La Federación Nacional de Cofradías de Pescadores no es la única que teme por la viabilidad del sector pesquero. En un informe reciente, la Comisión Europea alertaba de que, “si los precios de la energía se mantienen en este nivel, la flota pesquera de la UE-27 perdería globalmente 300 millones de euros de beneficio operativo en 2022”. Teniendo en cuenta de que Galicia representa el 10% del sector a escala comunitaria, el resultado es que nuestra autonomía perdería 30 millones de euros solo este año, como ya adelantó FARO.

Pero las alarmas de la Comisión Europea no se quedaban ahí. El organismo presidido por Ursula von der Leyen advertía de que “alrededor del 40% de la flota de pequeña escala, el 66% de la flota de gran escala y el 87% de la flota de aguas lejanas no serían rentables si los precios de la energía se mantienen en este nivel durante el resto de 2022”.

Compartir el artículo

stats