Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bruselas plantea prohibir la minería bajo el mar como la que asedia el caladero namibio

Para evitar sus “efectos nocivos” y hasta que no se aclaren las “lagunas científicas” que existen sobre su impacto | El plan africano recibe el visto bueno ambiental de Windhoek

Maquinaria de minería submarina. | // FDV

La Comisión Europea propuso este viernes la prohibición de las explotaciones mineras en los fondos marinos, con el objetivo de proteger la biodiversidad, como una de las medidas destacadas de la nueva agenda comunitaria para avanzar hacia la gobernanza internacional y sostenible de los océanos. En un comunicado, la Comisión puntualizó que sus planes para suprimir la minería en los fondos marinos son para evitar los “efectos nocivos” de esta actividad, hasta que no se aclaren “las lagunas científicas” que, a juicio del Ejecutivo comunitario, aún existen alrededor de este tipo de explotación de recursos.

La propuesta forma parte de una hoja de ruta para proteger la biodiversidad en los océanos, partiendo de una serie de objetivos medioambientales fijados en 2016, y que ahora se han actualizado en cooperación con los servicios diplomáticos europeos, a fin de tener en cuenta el impacto de los cambios geopolíticos recientes, como la guerra en Ucrania, en la gestión de los mares. Dentro de esta agenda, la Comisión también incluye su propuesta de establecer objetivos internacionales, jurídicamente vinculantes para todos los países, a fin de restaurar los ecosistemas marinos.

Más allá de esto, el Ejecutivo comunitario también promete llevar a cabo una política “de tolerancia cero” contra la pesca ilegal y no declarada y, según figura en su nueva hoja de ruta, ahora también se abre a revisar las normas de comercialización para los productos de pesca en la Unión Europea (UE). Según destacó la Comisión, esta nueva agenda oceánica forma parte del Pacto Verde Europeo y, en este sentido, aspira a lograr la neutralidad climática para el año 2050 también en el ámbito del mar, incluyendo la descarbonización de los barcos de pesca. “Con esta actualización del plan, la UE busca reforzar su rol como socio gestor y creíble para conseguir soluciones reales y sostenibles a los desafíos que enfrentan nuestros océanos”, indicó ayer el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell.

Otros proyectos

Pero la minería submarina no siempre tiene detractores. En Namibia, uno de los principales caladeros para la flota gallega, y después de múltiples controversias, el proyecto lanzado por Namibia Marine Phosphates (NMP) sigue adelante. La autoridad local de Medio Ambiente (Namibian Chamber of Environment, NCE) acaba de validar el dragado del lecho marino con el objetivo de extraer fosfato. “Teniendo en cuenta la situación mundial, donde el suministro mundial de alimentos ha disminuido debido al conflicto en Europa, y se prevé que 400 millones de personas más sufrirán escasez de alimentos, se necesita urgentemente fosfato para fertilizantes a fin de aumentar el suministro mundial de alimentos”, defendió el director ejecutivo de la NCE, Chris Brown.

Claves

1 Agenda europea por los océanos

Incluye la intención de extender al 30% las áreas marinas protegidas, plan que rechazan de plano las entidades del sector.

2 Una actividad controvertida

La minería submarina se desarrolla a día de hoy para la extracción de diamantes, por ejemplo. Son múltiples los informes que advierten del daño que causa.

3 Un área de pesca fundamental

Namibia es uno de los mayores proveedores de proteína marina para la industria gallega.


Compartir el artículo

stats