Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Once marineros salvan la vida en el naufragio en aguas de Gran Sol del “Piedras”, de Marín

El buque de 46 años de antigüedad se hundió a 64 millas de Irlanda tras varias horas a la deriva y escorado

Imágenes del naufragio del buque arrastrero "Piedras", con algunos de los tripulantes antes del rescate y llegando a puerto a bordo del "Armaven Uno".

Tres meses y medio después del naufragio del Villa de Pitanxo en aguas de NAFO, frente a Canadá, el sector pesquero gallego volvió a contener el aliento ayer por la mañana. Pasadas las 10.30 horas de la mañana de ayer, los primeros whatsapps de alerta empezaban a correr por los grupos de marineros y gente de la industria con la noticia de un nuevo accidente. También de un barco de Marín, el Piedras, aunque en este caso, en el histórico caladero de Gran Sol. Las primeras informaciones apuntaban a un hundimiento, pero con el paso de los minutos, la noticia adelantada por la edición digital del FARO desveló que los once hombres que formaban la tripulación del arrastrero de 46 años de antigüedad se encontraban en perfecto estado de salud. Otro pesquero vigués, el Armaven Uno, acudió al auxilio en medio de un mar en calma para recoger a los tripulantes. El patrón y el jefe de máquinas se quedaron a bordo para intentar taponar la vía y achicar el agua del buque, que también había sufrido un pequeño incendio. Tras varias horas escorándose, los dos marineros también fueron trasladados al otro arrastrero y el Piedras, pasadas las 14.20 horas, se hundía definitivamente en Gran Sol. La tripulación, por su parte, fue llevada a tierra, al puerto irlandés de Castletownbere.

El pesquero, que ondeaba la bandera británica, es propiedad de la armadora Nia Ltd y es una de las seis embarcaciones que forma parte de Noray Pesca, antes conocida como Sociedad Cooperativa Gallega del Mar San Miguel de Marín. El Piedras fue construido en 1976 por parte del astillero vigués Construcciones Navales Santodomingo, ya desaparecido, y contaba con 36 metros de eslora.

Momento del rescate de los tripulantes del buque arrastrero Piedras

El buque partió de Marín el pasado 16 de mayo para una nueva marea en el caladero, en el que principalmente se captura merluza, rape y gallo. A bordo iban 11 tripulantes: siete españoles, dos de Ghana y otros dos marroquíes. Por lo que se ha podido confirmar, cuatro tienen residencia en Marín: Ángel Landín Muradas, José Antonio Farto, Ebenezer Nii Agyei Tawiah y Jo Baidou.

Tras una primera descarga en Castletownbere, principal puerto para la flota gallega que trabaja en la zona, el Piedras volvió a partir hacia la zona de pesca. Fue cuando se encontraba a 64 millas al suroeste del cabo Mizen, en la provincia de Cork, cuando el pesquero dio la voz de alarma, que según los guardacostas irlandeses llegó a su centro de coordinación de emergencias MRSC Valentia “poco después de las 9 de la mañana” hora local, es decir, pasadas las 10.00 horas en España. En ese momento la noticia era que el barco tenía “dificultades” y que estaba “haciendo aguas” y sin propulsión. Se movilizó un helicóptero, así como un avión de patrulla marítima del Cuerpo Aéreo irlandés y la patrullera LÉ Samuel Beckett.

Naufragio en aguas de Gran Sol

IRLANDA

1. El “Piedras” partió el pasado 16 de mayo del puerto de Marín para iniciar la marea en Gran Sol. Tras descargar en el puerto de Castletownbere, el barco regresó al caladero el 29 de mayo

2.Pasadas las 10.30 horas de ayer, y a 64 millas

al suroeste del cabo irlandés Mizen, el patrón del arrastrero avisa que está en dificultades: no tiene propulsión, el agua está entrando y precisa ayuda.

El “Armavén Uno”, de Vigo, se desplaza a auxiliarlo

REINO UNIDO

Castletownbere

Cabo Mizen

2

El buque, ayer,

antes de hundirse.

// Cedida

3. Poco a poco, el barco va escorando y el patrón da la orden de abandono. La radiobaliza saltó y el aviso fue recibido por el centro MRCC Valentia, de Irlanda. Nueve tripulantes pasan al otro pesquero, mientras los guarda costas irlandeses desplazan a la zona un avión, un helicóptero y la patrullera “LE Samuel Beckett”

EL BUQUE

Nombre:“Piedras”

Armadora: Nia Ltd.

Bandera:Reino Unido

Puerto base: Marín

Año de construcción: 1976

Dimensiones(eslora x manga): 36 x 8 m

4. Ante la imposibilidad

de controlar la entrada de agua, y ya con un fuego a bordo, el patrón y otro tripulante que intentaba ayudar también se ponen a salvo. El buque finalmente se hunde, dando su última emisión satelital a las 14.20 horas

FRANCIA

Marín

1

ESPAÑA

Tripulación:11 personas

siete de ellos españoles y el resto marroquíes y ghaneses

Algunos de los tripulantes

antes del rescate. // Cedida

Simón Espinosa

Naufragio en aguas de Gran Sol

1. El “Piedras” partió el pasado 16 de mayo del puerto de Marín para iniciar la marea en Gran Sol. Tras descargar en el puerto de Castletownbere, el barco regresó al caladero el 29 de mayo

2.Pasadas las 10.30 horas de ayer, y a 64 millas al suroeste del cabo irlandés Mizen, el patrón del arrastrero avisa que está en dificultades: no tiene propulsión, el agua está entrando y precisa ayuda. El “Armavén Uno”, de Vigo, se desplaza a auxiliarlo

3. Poco a poco, el barco va escorando y el patrón da la orden de abandono. La radiobaliza saltó y el aviso fue recibido por el centro MRCC Valentia, de Irlanda. Nueve tripulantes pasan al otro pesquero, mientras los guarda costas irlandeses desplazan a la zona un avión, un helicóptero y la patrullera “LE Samuel Beckett”

Simón Espinosa

IRLANDA

REINO UNIDO

Castletownbere

Cabo Mizen

2

4. Ante la imposibilidad

de controlar la entrada de agua, y ya con un fuego a bordo, el patrón y otro tripulante que intentaba ayudar también se ponen a salvo. El buque finalmente se hunde, dando su última emisión satelital a las 14.20 horas

FRANCIA

Marín

1

ESPAÑA

Algunos de los tripulantes

antes del rescate. // Cedida

El buque, ayer,

antes de hundirse.

// Cedida

EL BUQUE

Nombre:“Piedras”

Armadora: Nia Ltd.

Bandera:Reino Unido

Puerto base: Marín

Año de construcción: 1976

Dimensiones (eslora x manga): 36 x 8 m

Tripulación:11 personas

siete de ellos españoles y el resto marroquíes y ghaneses

Naufragio en aguas de Gran Sol

1. El “Piedras” partió el pasado 16 de mayo del puerto de Marín para iniciar la marea en Gran Sol. Tras descargar en el puerto de Castletownbere, el barco regresó al caladero el 29 de mayo

2.Pasadas las 10.30 horas de ayer, y a 64 millas al suroeste del cabo irlandés Mizen, el patrón del arrastrero avisa que está en dificultades: no tiene propulsión, el agua está entrando y precisa ayuda. El “Armavén Uno”, de Vigo, se desplaza a auxiliarlo

Simón Espinosa

El buque, ayer,

antes de hundirse.

// Cedida

EL BUQUE

Nombre:“Piedras”

Armadora: Nia Ltd.

Bandera:Reino Unido

Puerto base: Marín

Año de construcción: 1976

Dimensiones (eslora x manga): 36 x 8 m

IRLANDA

REINO UNIDO

Castletownbere

Cabo Mizen

2

3. Poco a poco, el barco va escorando y el patrón da la orden de abandono. La radiobaliza saltó y el aviso fue recibido por el centro MRCC Valentia, de Irlanda. Nueve tripulantes pasan al otro pesquero, mientras los guarda costas irlandeses desplazan a la zona un avión, un helicóptero y la patrullera “LE Samuel Beckett”

FRANCIA

Tripulación:11 personas

siete de ellos españoles y el resto marroquíes y ghaneses

Marín

1

4.Ante la imposibilidad

de controlar la entrada de agua, y ya con un fuego a bordo, el patrón y otro tripulante que intentaba ayudar también se ponen a salvo. El buque finalmente se hunde, dando su última emisión satelital a las 14.20 horas

ESPAÑA

Algunos de los tripulantes

antes del rescate. // Cedida

Cuando el Armaven Uno llegó a la zona, los tripulantes se subieron a una de las balsas de rescate del Piedras para ser puestos a salvo. Mientras las imágenes aéreas tomadas por el avión irlandés mostraban humo saliendo del barco, tanto el patrón como el jefe de máquinas intentaban salvar la embarcación. Ante la imposibilidad de la tarea, y con el barco ya muy escorado, los dos tripulantes abandonaron la nave. Desde el Armaven Uno, los 11 hombres vieron como el mar se tragaba el arrastrero, que dejó de emitir su señal satelital pasadas las 14.20 horas.

El pesquero de Vigo trasladó a los marineros rescatados, “en buen estado” según Salvamento, al puerto irlandés. También lo confirmaron tanto el delegado del Gobierno, José Miñones, como el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda. La última descarga de pescado del Piedras llega hoy a la lonja de Vigo.

Rescate de los 11 náufragos del "Piedras"

Rescate de los 11 náufragos del "Piedras" Adrián Amoedo

El recuerdo sacude a las familias del “Pitanxo”

El accidente del Piedras se quedó en un susto. Sus 11 tripulantes pudieron ser rescatados sin problema. Sin embargo, en los primeros minutos del incidente, el miedo se volvió a meter en el cuerpo de todo el sector pesquero gallego tres meses y medio después del naufragio del Villa de Pitanxo. Sobre todo, para los familiares de los 21 fallecidos de aquel siniestro que tuvo lugar en aguas de NAFO, frente a Canadá. María José de Pazo, hija del maquinista de aquel arrastrero y portavoz de las 21 familias de los fallecidos enfrente, avisó ayer a parte de la prensa del siniestro y trasladó su “inmensa” alegría cuando se supo que la tripulación había sido rescatada al completo.

“Me tuve que sentar porque me ha venido todo lo que estamos pasando las 21 familias, no se lo deseamos a ninguna”, indicó la también armadora. Además, De Pazo quiso destacar que el “comportamiento del patrón en el abandono del buque ha sido bueno”.

El Piedras, además, es también el último barco en el que se enroló Samuel Kwesi, uno de los tres supervivientes del siniestro (junto al padrón Juan Padín y el marinero Eduardo Rial) frente a Canadá. Su padre adoptivo, Samuel Gago, lo confirmó en la TVG, al mismo tiempo que reconocía que Kwesi no volverá al mar. “Es definitivo”, asegura que le dijo el marinero.

Aprovechando la coyuntura, la portavoz insistió una vez más en la necesidad de bajar al pecio del Villa de Pitanxo para saber las causas del naufragio, “prevenir” estas situaciones y que “no vuelva a pasar nunca más”. Señala que están a la espera de que el Gobierno central se pronuncie sobre el ofrecimiento de una empresa noruega de un robot y un sónar para bajar al pecio.

Compartir el artículo

stats