Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno se desentendió de los casos de COVID en el 'Villa de Pitanxo': "La decisión es del armador"

Madrid asegura que la aplicación del protocolo cuando se detectan positivos depende del servicio de prevención de la empresa y ciñe la labor del ISM a un carácter “asistencial”

El 'Villa de Pitanxo' faenando en NAFO.

España estaba en situación de estado de alarma el 23 de marzo de 2020. Ese día, el Ministerio de Pesca divulgó una nota informativa acerca del protocolo a seguir en caso de detectar a bordo casos de coronavirus. Establecía lo siguiente: “Si existe la sospecha de que alguien de la tripulación pueda estar infectado, se deberá aislar, colocar mascarilla indicada y contactar con el Centro Radio Médico de los Servicios Centrales del Instituto Social de la Marina [...] Será el encargado de dictaminar si urge una evacuación y el seguimiento del caso”. Volvió a emitir una guía de actuación, con idéntica recomendación, un mes más tarde. Son las que siguen publicadas en su página web.

Guía del Ministerio de Pesca Lara Graña

Pero, en el caso del Villa de Pitanxo, el buque mantuvo proa a caladero de NAFO tras haber detectado, seis días después de salir de Vigo, hasta seis contagiados. Se hundió el 15 de febrero. Siete de los nueve cadáveres recuperados –fallecieron 21 de los 24 tripulantes– tenían una carga viral “muy alta” de COVID. FARO se ha puesto en contacto con el Ministerio de Seguridad Social, del que depende el ISM, para verificar si el capitán del pesquero, Juan Padín, como declaró, sí informó a Madrid de la situación epidemiológica a bordo. Y, también, qué protocolo rige en estos casos. Según su explicación, y en casos como éste, la decisión final de qué hacer con positivos a bordo depende del “servicio de prevención concertado por el armador”. Es decir, de Nores.

¿Llamó Padín a Madrid para comunicar que tenía varios contagiados en el barco? Es una pregunta a la que las familias de los tripulantes no han recibido respuesta todavía. Padín, en una entrevista exclusiva con este periódico, aseguró que sí. “Hablo con el Centro Radio Médico de Madrid y les explico lo que tengo a bordo. Se puede comprobar [...] Seguí las instrucciones que me dieron: no hay síntomas, están asintomáticos y estáis todos vacunados, así que vida normal”.

Fuentes de la cartera que dirige José Luis Escrivá han eludido confirmar si existieron tanto la llamada como esa recomendación al tratarse de un asunto “bajo investigación en accidentes de trabajo” y contener “datos privados”. En todo caso, familiares de marineros aseguran que al menos dos positivos sí mostraban sintomatología, expectorando sangre.

“Asistencial”

Como acotan desde el Ejecutivo, y al contrario que lo establecido en las guías publicadas por Pesca, la función del ISM se limita al “seguimiento asistencial de cada paciente en concreto por el que se solicite consulta”. Además, apuntan que, “al tratarse dicha enfermedad de una situación de salud pública, la competencia en esta materia es exclusiva del Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas en cada momento epidemiológico concreto”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), no obstante, ha considerado prioritario el desembarque de personal a bordo diagnosticado con COVID. 6 “El desembarco y el traslado del caso presunto a un establecimiento sanitario en tierra para que se le realicen exámenes y pruebas de laboratorio complementarios deberán gestionarse a la brevedad posible en colaboración con las autoridades sanitarias del puerto”, dice una de sus circulares, centradas en el sector marítimo y replicadas por la Organización Marítima Internacional (OMI).

El Villa de Pitanxo naufragó pasadas las 5 de la madrugada, hora española, durante la maniobra de virada del aparejo. Padín explicó que el buque quedó sin motor principal, lo que precipitó la escora y la entrada masiva da agua. La versión de uno de los dos supervivientes, Samuel Kwesi, y los datos técnicos rechazan esta posibilidad. Fiscalía no ha otorgado credibilidad a la versión del capitán, que declarará el 6 de junio como investigado (imputado) y tras haberse apreciado 21 presuntos delitos de homicidio imprudente y contra los derechos de los trabajadores.

Una empresa noruega presta gratis un robot

Familiares de los 21 fallecidos en el Villa de Pitanxo se reunieron ayer con el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la conselleira do Mar, Rosa Quintana. Según la portavoz de las familias, María José de Pazos, este encuentro se debe a una petición de los familiares para que el nuevo responsable del Gobierno gallego conozca sus solicitudes. Aunque el pasado martes Rueda también estuvo presente en el breve encuentro que mantuvo De Pazos con el rey Felipe VI en Vigo, han visto necesaria una nueva reunión para que sus peticiones “estén en la agenda política de la Xunta”. La portavoz ha insistido en la necesidad de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los convoque para tratar la posibilidad de bajar al barco hundido antes de que termine el verano y ha apuntado que ella misma le dijo a la ministra de Justicia, Pilar Llop –también presente en la reunión con el rey– que le trasladase el mensaje al jefe del Ejecutivo.

Precisamente para poder bajar al pecio, una empresa privada de Noruega está dispuesta a ceder gratis un sónar de barrido lateral y un robot. Así lo avanzó ayer la propia De Pazos tras su encuentro con Rueda y Quintana. Esta empresa ha pedido mantenerse en el anonimato, según indicaron fuentes del Ejecutivo gallego. Como indicó De Pazo, hija del jefe de máquinas del pesquero, fue el propio titular autonómico el que les informó de la esta oferta. Además, Rueda ha ofrecido que sea el Gobierno gallego el que corra con los gastos del envío y devolución de estos aparatos, que deberán instalarse en un buque cedido por el Gobierno. Es por este motivo que, según aseguró el presidente de la Xunta a los familiares, trasladará esta oferta a Pedro Sánchez en su próxima reunión, instándolo a disponer ese buque estatal. Antes de eso, el responsable del Ejecutivo gallego quiere reunirse con los portavoces de la oposición para consensuar una postura común.

Compartir el artículo

stats