Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cofradías se plantan: imitar la ayuda al gasoil gala o “habrá medidas contundentes”

“¿Paro? No descartamos nada”, dice el presidente de la federación gallega

La protesta de la bajura de Pontevedra, esta semana en Arcade. | GUSTAVO SANTOS

El descontento impera entre las cofradías gallegas tras las noticias que llegaron de Madrid a mediados de la semana. La promesa del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, de aprobar una medida para paliar el alza en el precio del gasóleo para la flota pesquera no fue suficiente. De ahí que el jueves, cuando se levantó el paro, aquel “voto de confianza” que prometieron al Gobierno los representantes nacionales del sector se diluyese en los pósitos y en cada segmento de flota. En algunos sitios salieron a pescar, en otros no. Las redes sociales del sector ardían y, en concreto, la provincia de Pontevedra era un “polvorín”. Tanto, que la Federación Galega de Confrarías se vio obligada a convocar una junta general extraordinaria. El tenso encuentro, de más de tres horas, se celebró ayer en Santiago. Y el resultado fue contundente: los 63 pósitos de la comunidad demandan a Planas imitar a la Administración francesa y adoptar un apoyo de “un mínimo” de 35 céntimos el litro para el combustible (no solo el gasóleo) y también la exoneración de las cuotas de la Seguridad Social hasta junio. De lo contrario, “habrá medidas contundentes”. “No descartamos nada”, resumió el presidente de las cofradías gallegas, José Antonio Pérez.

Tanto la Confederación Española de Pesca (la patronal armadora Cepesca) como la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP) valoraron antes de la reunión con Planas –el pasado miércoles– que el planteamiento de Francia con su flota era el modelo a seguir. El primer ministro galo, Jean Castex, anunció el 16 de marzo “una ayuda económica excepcional” de 35 céntimos el litro hasta el 31 de julio, para la cual tirarían de su Plan de Résilience Économique et Sociale (como el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español).

Sin embargo, durante la reunión del sector con el Ministerio no se hablaron de cifras. Tampoco de aproximaciones. Planas solo informó de que el paquete de medidas que se aprobará en un decreto que irá al Consejo de Ministros el martes se incluirá “un apoyo para limitar el alcance de esos incrementos de precios sobre la cuenta de explotación” de los buques pesqueros. Tras aquello, las cofradías acordaron levantar el paro, que duraba tres días.

Ni las cofradías ni Cepesca tienen la más mínima idea de en qué trabaja el Ministerio en esta materia. Por eso, para el presidente de la federación gallega, “todo está en el aire”. “Lo que pensamos es que es imposible mantener una empresa y tenemos que tomar medidas ya”, resumió José Antonio Pérez.

Las cofradías gallegas tienen más de 12.700 afiliados

decoration

“Después de darle este margen de confianza, si Planas no cumple sería una decepción”, explicó el presidente de la Federación Provincial de Confrarías de Lugo, Basilio Otero. Su presencia en la reunión de ayer en la capital gallega era clave, puesto que es también el presidente de la FNCP. “De hecho, agradezco la rápida convocatoria porque también tuve la ocasión de poder explicarme”, apuntó Otero.

Otero, que indicó que hubo “unión” entre los pósitos gallegos, recuerda que además de la bonificación económica se incluye la exoneración de las cuotas de la Seguridad Social, medida que Planas señaló que está “en estudio”. “Vamos con una petición de mínimos, todo lo que venga a partir de ahí perfecto”, avanzó.

Daniel Formoso, responsable de las cofradías coruñesas, se mostró más tajante en caso de que sus reclamaciones no sean atendidas. “Tomaremos medidas contundentes, a lo mejor un paro indefinido o acudir a Madrid, ante el Ministerio de Pesca, para reclamar lo que pedimos”, avisó. A su juicio, el Gobierno debería defenderlos “un poco”. “Creo que no pedimos nada del otro mundo”, lamentó.

El presidente de la federación pontevedresa, José Manuel Rosas, es también el patrón mayor de Bueu, pósito cuya flota decidió seguir en paro pese a la decisión adoptada a nivel nacional. Pese a los intentos de este periódico, ayer no ofreció declaraciones sobre la reunión de Santiago.

Compartir el artículo

stats